miércoles, 24 de junio de 2009

Enric Duran: "Lo que llaman crecimiento realmente es destruccion"

Autor: Redacción/Daniel Jiménez.
Foto: Enric Durán durante su estancia en Madrid.

El conocido activista catalán Enric Durán, que saltó a la fama tras desafiar al sistema financiero, ha estado esta semana en el Patio Maravillas de Madrid para promocionar la campaña “Podemos vivir sin capitalismo”, que impulsan el Colectivo Crisis y la Xarxa pel Decreixement. Os ofrecemos la siguiente entrevista que Noticias Positivas le realizó en exclusiva.

Quien quiera saber mas sobre lo que hizo que vea estos videos que lo explican muy bien.

Enric Duran explica su acto de protesta [9 min]

2 parte y ultima [2:11 min]


Noticias Positivas: Los economistas y los gobiernos afirman que la crisis terminará cuando vuelva a crecer de forma sostenida la economía. En cambio, para usted esta no es una crisis económica, y tampoco volver al crecimiento es la solución.

Enric Durán: No es que no sea una crisis económica, sino que no es solo económica en el sentido de que el origen sea únicamente un problema financiero. Esto es, ante todo, una antesala de la crisis energética y de la crisis sistémica vinculada a la falta de capacidad de la naturaleza.

Pronto se alcanzará, si no se ha alcanzado ya, el cénit del petróleo, que marca su punto máximo de explotación, momento en el que empezará a descender la producción ante el inevitable declive de las reservas. De este modo, ya no será viable el actual modelo energético.

Por otro lado, los recursos que produce la naturaleza no son infinitos, hay unos límites en la capacidad de generación de dichos recursos. Y estamos llegando a estos límites debido a la sobreexplotación del planeta. El problema es que el sistema actual necesita crecer para funcionar, y sin ese crecimiento, que no se va a poder dar porque no hay recursos naturales para mantenerlo, el capitalismo no puede continuar. Lo que llaman crecimiento realmente es destrucción.

N+: Una de las causas de la actual crisis es el alejamiento entre la economía financiera y la economía real. ¿Por qué piensa usted que se produce este alejamiento?

E.D: Hace una década que ya no se crece como se crecía antes por este agotamiento de los recursos. Al no poder crecer de forma real, se ha crecido de forma artificial, porque el capitalismo necesita crecer siempre para mantenerse. Ha crecido el dinero sin que creciera la actividad productiva de forma pareja. Es decir, no hay bienes y servicios que respondan a esa generación de dinero. Por otro lado, se ha producido un aumento falso del precio de recursos como la vivienda, la tierra, la energía o los alimentos. La existencia de burbujas es la demostración de que este crecimiento no era real.

Además, esta crisis también nos ha permitido ver de forma muy clara el enorme poder de los bancos, que son los que crean el 95% del dinero en circulación. Este elemento ineludible nos muestra la cara real del sistema. La gran capacidad de la banca para determinar las políticas de los gobiernos pone en evidencia que no existe la democracia en el sentido de soberanía popular.

N+: En la segunda publicación del colectivo Crisis, “Podemos vivir sin capitalismo”, se apuesta por otras alternativas al sistema económico actual. ¿Cuáles son las bases de dichas alternativas?

E.D: Son proyectos que la gente puede ya poner en marcha por sí misma, sin tener que esperar a que tome la iniciativa el Gobierno. Además de otras alternativas ya existentes que se están llevando a cabo por personas muy concienciadas, lo que intentamos es facilitar la tarea del cambio a personas que se encuentran excluidas del sistema, y que pueden acudir a estas alternativas por necesidad. Proponemos el sistema cooperativista como uno de los métodos idóneos para construir estas opciones. No sólo para la producción y el consumo de bienes. Se pueden cooperativizar muchos otros aspectos de la vida, como la vivienda, la educación o la salud. Esto se puede lograr a través de las cooperativas integrales, donde se puede participar aun siendo insolvente.

N+: Una cita especialmente relevante en esta campaña tendrá lugar el próximo 17 de septiembre, día del inicio de la huelga de usuarios de banca. ¿En qué consiste esta iniciativa?

E.D: La idea es que cada participante corte total o parcialmente su relación con los bancos. Puede ser sacando el dinero, cerrando la cuenta o apostando por bancos éticos de carácter cooperativo. Otra opción es dejar de pagar las deudas o parte de ellas. Cada uno según sus posibilidades.

Para sostener a todos los que opten por hacerse insolventes ante el sistema, proponemos una red social de apoyo desde abajo, vinculada a las cooperativas integrales. Sobre todo a través de personas que se conocen mutuamente. Se trata de establecer un espacio que garantice las necesidades básicas de estas personas, necesidades como la alimentación y la vivienda, al margen del capitalismo y del sistema financiero.

N+: Un mes después, el 17 de octubre, la Xarxa pel Decreixement, movimiento por el decrecimiento en el que usted participa, también celebrará varias reuniones con el objetivo de potenciar este tipo de alternativas. ¿Cuáles son los objetivos de dichas reuniones?

E.D: Lo que vamos a hacer en la Xarxa pel Decreixement es convocar una serie de encuentros territoriales dirigidos a los grupos que quieren construir este nuevo modelo de sociedad. Se trata de territorios autodefinidos cuyos límites geográficos son acordados por los grupos de cada zona según sus necesidades, por lo que no tienen por qué coincidir con provincias o municipios.

Con estas reuniones queremos poner en marcha un movimiento organizado en red para desarrollar propuestas concretas que impulsen en cada uno de los territorios estas alternativas basadas en el decrecimiento, la conservación del entorno y el rechazo al capitalismo. La fórmula de los encuentros por territorios permite crear redes y potenciar las relaciones a nivel más local. También proponemos que estas reuniones, que se van a desarrollar en Cataluña, se extiendan al resto de los territorios del Estado.

N+: Como consecuencia de su desafío al sistema, usted ha estado en prisión. En cambio, la corrupción de la clase política no suele tener consecuencias para sus protagonistas. ¿Esto le provoca alguna reflexión?

E.D: Pues demuestra que en esta sociedad no todas las personas son iguales. Unos disfrutan de una especial benevolencia, concedida por la justicia por su situación de poder, y otros son especialmente castigados por la justicia por su situación de desafiante. Si yo hubiera sido un delincuente común, tal vez no hubiera ido a prisión.

N+: Terminemos la entrevista con un mensaje positivo. Otra economía es posible sí…

E.D: Si nos lo creemos y aprendemos a colaborar en la práctica, y somos valientes y apostamos por una alternativa fuera del capitalismo que no participe del mercado convencional.

DATOS DE CONTACTO:
Dirección: decreixement.net; www.sincapitalismo.net

Fuente: Noticias positivas

0 comentarios: