Revisión de los estados y procesos en marcha a nivel global relacionados con la pandemia del coronavirus

Todos los procesos e intentos de modificación de la estructura económica de nuestra sociedad que habíamos delineado en la serie de cinco artículos de hace unas semanas siguen en marcha. REC y SC no han conseguido aún sus objetivos, en parte porque nuestros YS desmontaron una gran cantidad de sistemas en los entramados mentales y etéricos, y en parte porque las economías de los diferentes países no han parado tanto como hubieran querido para tener mayor margen de maniobra y poder implantar más fácilmente los cambios que habíamos explicado. Esto hace que sigan intentándolo, y que la energía puesta en sostener el tema de la pandemia no se vea disminuida, sino incrementada por momentos, haciendo la salida de este “holograma” más lenta y compleja de lo que naturalmente lo sería, dejado a su “desgaste” y disolución natural por las propias fuerzas y dinámicas que lo forman.

Esto indica, quizás, pues hay varios escenarios simultáneos con diferentes grados de impacto y potencial para manifestarse, que aún quedan meses antes de que se vea realmente un final “completo” a este tema, y que hay mucha incertidumbre por delante sobre cómo van a forzar los ajustes económicos que han planeado, pues si dejan pasar este momento sin conseguirlo, tardarán años en volver a crear otro tipo de situación global tan enorme como para poder implantarlo de nuevo. Así que, de momento, no nos queda otra que monitorizar cómo evolucionan las cosas y tener paciencia, a ver que movimientos y acciones ejecutan REC y SC con tal de mover toda la economía hacia sistemas digitalizados y con estructura blockchain como habíamos dicho. El primer paso, o uno de ellos, ya está casi completado, pues China ya tiene a punto el lanzamiento de su moneda digital, en la que llevan trabajando casi cinco años, y que estas semanas ha visto luz verde para ser paulatinamente activada, convirtiéndose en la primera divisa que será, en el futuro, un “cripto-yuan” en paralelo con la divisa nacional china “de papel”.

Una vez ya esté en marcha, y la economía china sustentada parcial o totalmente por una divisa digital al 100%, es cuestión de tiempo que, tarden más o menos años, el resto de divisas nacionales del globo se muevan a tecnología “cripto” para no quedarse atrás respecto al potencial que para la economía china presenta moverse fuera del control de la esfera americana de pagos, del sistema SWIFT y de todos los mecanismos occidentales de control y gestión económica. Así, lo que a nivel geopolítico es simplemente una “lucha” de poder entre políticos y países, a nivel de REC y SC es un paso más para controlar todos los sistemas financieros de la humanidad y con ello los sistemas de generación de energía que derivan de los mismos y que ya conocemos.

Es posible también que, para el año que viene, se empiecen a comercializar vacunas contra el covid-19, pues si la sacan este año perderán parte del poder del miedo que sigue vigente en la sociedad, ya que personas que se sienten protegidas por la vacuna ya no tendrán reparos en seguir haciendo vida “normal” y volver a poner toda la sociedad “en marcha”, lo cual dificulta de nuevo los planes de REC de parar todo hasta que hayan conseguido montar y activar todos los sistemas de control necesarios para las siguientes planes de sus fases. Como además ya os estaréis dando cuenta, se están creando decenas de apps para controlar con quién te juntas y con quién no, dónde estás y cuándo, y todo lo demás, con la excusa de avisarte si estás cerca de alguien infectado por el covid-19 o has estado en contacto con alguien contagiado por el mismo. 


No deja de ser otro sistema más de monitorización a enorme escala de la población mundial. En algunos países como España aún no hay consenso sobre qué app usar o como, pero países como India imponen multas y te puedes quedar sin trabajo si no tienes la app de monitorización de tus contactos en el móvil, geo-localizado constantemente y con Bluetooth activado para que funcione, con lo que parece que se convertirá en algo obligatorio en muchos sitios. En la web del MIT Technology Review han creado una lista de todas las apps que están disponibles en estos momentos y dónde se están usando y que países ha implantado cuál. En Islandia ya el 40% de la población, según datos, está siendo monitorizada “voluntariamente” de esta forma. Ya veremos cómo evoluciona. Como alguien dijo, George Orwell escribió 1984 como una novela, no como un manual de instrucciones.

app


En todo caso, tarde o temprano todo volverá a la “normalidad” cuando REC consiga sus objetivos, aun cuando llegue una segunda oleada de la pandemia para ello, pues está por ver si ese escenario es el que termina cayendo con más consistencia. Hay fuerzas de la naturaleza y jerarquías planetarias trabajando sin cesar para desmontarlo, a la vez que todos los recursos de REC están puestos en manifestarlo. Una verdadera lucha a la que vamos a intentar contribuir apoyando con nuestros YS a la eliminación de todo lo que sea posible eliminar, para que no termine manifestándose ninguna otra oleada o sea lo más breve posible.

La petición para colaborar con ello, a nuestros YS, es la siguiente:

Solicito a mi Yo Superior y doy permiso permanente para que borre, elimine, cancele y disuelva todos los escenarios mentales, etéricos y físico-energéticos relacionados con la llamada “pandemia” causada por el covid-19. Solicito y doy permiso permanente para que se preste ayuda a las jerarquías, fuerzas y grupos que trabajan para el bien mayor del planeta, la flora y la fauna y que asisten a la humanidad y a todos los seres que habitan la Tierra como parte de las jerarquías que operan bajo órdenes de nuestro logos planetario. Solicito y doy permiso permanente para que borren todos los fotogramas posibles de la trama sagrada de la humanidad que no estén acordes al bien mayor de la misma, que estén siendo creados y forzados por parte de las fuerzas y miembros de las diferentes razas que gestionan el sistema de vida en el planeta, bajo dirección asimoss, y por aquellos seres humanos que pertenecen al denominado “sistema de control”. Solicito y doy permiso permanente para intervenir e intentar reducir el potencial y las acciones de asimoss y subordinados contra las estructuras económicas, energéticas, sociales, etc., que rigen el camino evolutivo de la humanidad, y para destruir y borrar de nuevo aquello que estos vuelvan a reconstruir y vuelvan a poner en marcha cada vez que se les intenta frenar o bloquear sus planes, acciones y octavas. Solicito y doy permiso permanente para separar todo lo posible las tramas sagradas personales de cada ser humano que ejecute esta petición de los carriles más negativos y escenarios asociados a la “pandemia del covid-19”, minimizando en lo posible las repercusiones y efectos que esta manipulación global tiene en las realidades individuales de la humanidad. Solicito y doy permiso permanente para intentar mover el carril evolutivo de la línea temporal 33 donde se encuentra la mayor parte de la humanidad hacia escenarios más acordes al bien mayor de la misma y bloquear los intentos de asimoss por anclar este carril evolutivo a aquellos escenarios contrarios a ello. Solicito y doy permiso permanente para hacer los cambios en mi propia trama sagrada y carril evolutivo que me aleje todo lo posible de las repercusiones más negativas de esta situación global que estamos viviendo, intensificando la ayuda para moverme a niveles más altos de la línea temporal en la que me encuentro. Gracias.

Vamos a ver cómo se sigue desarrollando esta situación y esperemos que, con esta petición, contribuyamos a ponerles las cosas a REC mucho más difíciles, se disipe toda energía y escenarios “pandémicos” sin que hayan conseguido sus objetivos y, con ello, no tengan más remedio que dejarlo correr por la imposibilidad de manifestarlos, una vez la sociedad se haya recuperado y “arrancado” sus motores de funcionamiento “normales” de nuevo. Este último punto es muy importante, tenemos que hacer todo lo posible por volver a poner en marcha nuestras vidas y nuestras actividades, solo eso puede frenar los intentos actuales de parar todo hasta que REC consiga lo que quiere. Hay muchas restricciones en marcha en todos los países del planeta, pero, dentro de los márgenes que cada uno tenga allá donde viva, hay que volver a “vivir” y recuperar nuestras dinámicas personales y sociales lo antes posible.

Un abrazo,

David Topí

Redes móviles. Cómo ha cambiado la sociedad y nuestro comportamiento. Parte 3

Si alguien nos pudiera ver desde muy alto, pero no ver lo que hacemos ni lo que somos, lo que construimos o lo que ejecutamos, sino solo lo que pensamos como una enorme masa de energía que fuera dando forma a lo que la humanidad va consiguiendo cocrear, posiblemente se daría cuenta de que hay dinámicas sociales que van siempre en varias direcciones, pero unidas por un hilo conductor que parece mover a nuestra civilización en una dirección determinada.

Determinar esa dirección y luego poder analizar los elementos clave de la misma es lo que nos daría la oportunidad de poder decir con cierta objetividad hacia dónde se encamina el crecimiento y desarrollo personal, social y colectivo de nuestra especie, y es de alguna manera lo que nuestros Yo Superiores hacen cuando miran las líneas temporales para ver que diferentes escenarios, de todos los que existen simultáneamente, son los que tienen más probabilidades de manifestarse en cada momento a nivel físico.

De alguna manera, las preguntas que nuestros YS se “hacen”, en sus términos, son del estilo de ¿estamos creciendo en consciencia social? ¿Somos más amables los unos con los otros? ¿Se ayudan y asisten los pueblos de la Tierra más entre ellos? ¿Podemos decir que nos hemos convertido en una sociedad más humana o más fría, más distante o más artificial? ¿Podemos cambiar el rumbo de nuestro crecimiento sí supiéramos cómo?

El móvil lo cambió todo

Ya hemos comentado en los artículos anteriores que la tecnología móvil ha cambiado mucho nuestra percepción de la realidad y nos ha aislado en gran parte a unos de otros moviendo toda la interacción personal hacia el mundo virtual y las redes sociales. Pero es anti-natural en un amplio sentido del término, pues el ser humano es un ser amigable, racional, colectivo y emocional por naturaleza, y eso es “peligroso” para REC y SC, de ahí que se entregara y construyera todo lo que hemos explicado anteriormente para disminuir ese potencial colaborativo “presencial”.

Así que, si le preguntamos a nuestros YS: ¿qué perspectivas se están abriendo paso con marcado acento y con alto grado de impacto en la forma en la que nos comportamos unos con otros? indudablemente nos dicen que nos estamos volviendo mucho más introspectivos debido al uso de la tecnología móvil, pues ya hace años que hablamos mucho menos con las personas de nuestro entorno, e incluso con nuestra pareja, sí tenemos un móvil cerca con el cual consultar cualquier cosa de cualquier app en cualquier momento, estemos en casa o en un restaurante cenando y celebrando nuestro aniversario. Ya no preguntamos por la dirección de cómo se va a algún sitio a los locales de ese lugar porque Google Maps nos lo indica sin problemas, y, en general ya no hace falta hablar con casi nadie para conseguir casi nada porque podemos rellenar formularios, hacer pedidos por internet o enviar correos electrónicos que suelen suplir el papel de la conversación directa para la inmensa mayoría de cosas.

Nada es bueno, ni nada es malo, así es como se han dado las cosas

Como todo, no entro a valorar sí esto es positivo para nosotros o no lo es, mi YS me ha enseñado siempre que nada es “bueno” o “malo” per se, que todo depende del uso que se le da  y que cada uno usa y aplica la tecnología y las comodidades que esta nos brinda como cree oportuno, pero es una constatación a vista de pájaro que, en el ámbito social, cada vez somos personas más recluidas cada uno en nuestro universo particular sin mayor interés por el universo particular de los demás que lo que sea estrictamente necesario para la convivencia diaria, el trabajo o las obligaciones familiares. Del resto, el móvil se suele encargar de ello.

De esta manera, la sociedad se vuelve más cerrada y menos dispuesta a abrazar intercambios con otros miembros de la misma, algo ya de por si complicado con esta psicosis colectiva actual a contagiarnos por la transmisión del virus, lo cual repercute en todas las áreas y mecanismos que la hacen funcionar y nos aboca a depender más de la tecnología que de nuestra propia psicología para poder intuir o tratar con alguien sobre algo. Los emoticonos del WhatApps, Telegram o Signal dicen mucho más de nuestro estado de ánimo que lo que marcan nuestros rasgos faciales o cómo tenemos los ojos ese día que nos hemos levantado algo apáticos o decaídos.

Por lo tanto, mires donde mires en las líneas temporales, esta tendencia no disminuye, sino que se acrecienta con cada año que pasa y con cada avance tecnológico. REC y SC han conseguido que algo presentado para hacernos la vida más fácil esté creando que vivamos la vida más aisladamente, algo que suele ir contranatura de cómo el ser humano ha funcionado a lo largo de su historia. No es que dejemos de ser “sociales” que sabemos cooperar en grandes números y de forma eficiente, es que simplemente a la mínima que podemos evadirnos de esa relación con el resto de congéneres, buscamos oportunidades para ello.

Una gran parte de la responsabilidad, es de la programación de nuestra psique

Es verdad que la responsabilidad de una gran parte de esta situación la tienen los sistemas psicológicos y la programación del ser humano, y los miedos a que estas interrelaciones con los demás nos perjudiquen de alguna manera. A veces no es fácil lidiar con extraños, hacerles comprender lo que queremos decir o necesitamos, no tenemos ganas de aguantar el estado de ánimo de los demás y mucho menos tener que estar detrás de ellos para solucionar o terminar algo, así que es del todo comprensible que prefiramos hacer todo más anónimamente, más tecnológicamente y con menos agobios que los que la interacción humana a veces causa. Como todo, hay grados en los que una relación con otros miembros de nuestra especie puede resultar incluso tóxica, psicológica y energéticamente hablando, mientras que en otras ocasiones pueden ser un bálsamo de alivio, ánimo, apoyo o asistencia.

Pero sí, la tendencia es irnos hacia nuestro mundo personal con mayor asiduidad, y esta tendencia empieza a gestarse desde los primeros años de vida pues cada vez cuesta más hacer amigos en la infancia que duren hasta la vejez, y también en el ámbito macro hay más reticencias a que los pueblos, las sociedades y los países entre sí mantengan ciertos lazos de amistad o de hermandad, más allá del simple título que nuestras ciudades pueden intercambiar con otras ciudades con las que “nos llevamos bien” o “nos caemos simpáticos”.

Entonces, y volviendo a las preguntas hacia nuestros Yo Superiores: ¿tenemos más consciencia ahora? ¿Estamos más desarrollados a nivel evolutivo que hace un año, tres o veinte? En general, lo que se aprecia es que mantenemos el mismo nivel de comprensión de cómo funciona el mundo, la realidad y el universo en el que vivimos. Nos cuesta avanzar no solo en conocimiento científico, sino sobre todo en conocimiento humano, psicológico, e incluso espiritual, que no deja de ser una faceta del ser humano que aunque no se pueda medir de ninguna manera, no deja de estar presente en la vida de todos nosotros.

Este apartado “espiritual” y de crecimiento personal, además, incluido en todas las creencias y sistemas de todos los países del globo, cobra importancia a la hora de decodificar como apreciamos al resto de humanos por lo que son y por lo que hacen, más allá de lo que tengan o de la posición social que posean. Pocas personas suelen encontrar la manera de ver a sus semejantes más profundamente que a través del título o la clase social con la que se presentan al mundo, y enseguida se crean miles de juicios completamente subjetivos sobre algo o alguien simplemente por la apariencia, forma de mostrarse o imagen pública.

Hay, a veces, eones de distancia entre lo que alguien muestra y cómo alguien es realmente, pues somos maestros del disfraz en el comportamiento público hacia el exterior que nos permite acomodar la careta de nuestra personalidad que nos viene bien en cada momento para lidiar con la situación a la que nos enfrentamos. Por lo tanto, se hacen juicios y se critica, se opina y se habla sin tener en casi todos los casos datos y conocimientos reales del por qué de algo, del cómo de algo o de alguien, y del qué de ese algo o de ese alguien. Con esto, forjamos nuestras propias ideas y arquetipos mentales respecto a la situación del mundo, de la vida del vecino o de la panadera del barrio, mientras que, en realidad, ninguno de esos elementos y personas son o se perciben a sí mismos como el resto del entorno pueda estar imaginándoselos en su versión interior del mismo.

Así, la sociedad cada vez es más individualista encerrada en el mundo virtual que la tecnología móvil nos brinda. Sí cada vez opinamos y analizamos al resto desde una visión sesgada que nos da una idea parcial de los demás según lo que sabemos de esas personas por nuestras relaciones virtuales con ellas, cada vez nos encontramos con que nos entendemos menos los unos a los otros. De esta forma, parece claro que la dinámica de los años que vienen va a incrementar esa realidad y convertirnos aún más en aquello que REC y SC ya llevan tiempo creando: un mundo en el que falta ayuda y asistencia de unos hacia los otros, un mundo en el que falta comprensión del prójimo y un mundo donde cada uno prefiere ir a lo suyo antes que dedicar un poco de su existencia a asistir a los demás.

Sin embargo, no es verdad, hay mucha ayuda de unos hacia otros…

Por otro lado, es curioso que justo lo contrario es verdad. Es decir, también es cierto que si nuestros YS desde esta visión a vista de pájaro de las líneas temporales y evolutivas de la humanidad indagan un poco más en detalle, descendiendo a nivel de “calle” a través de su personalidad en el avatar y tratando de encontrar ejemplos de esto que acabamos de contar, se puede dudar sobre las conclusiones anteriores, pues vemos a personas que ayudan a otras a cruzar la calle, vecinos que se ayudan con cosas de casa, vemos a unos niños entregando unas monedas a alguien que las necesita, vemos a la gente darse los buenos días al pasar unos al lado de otros y vemos a alguien a coger amablemente un producto de la estantería superior del supermercado donde otra persona que lo necesita no alcanza.

Y entonces, tras esta visión, nos preguntaríamos, ¿qué falla a nivel macro que no falla en lo individual? ¿Cómo es posible que, en general, haya muchas situaciones en las que podemos constatar que el ser humano es bondadoso, amable, empático y con deseos de ayudar mientras que, luego, vemos que la sociedad está yendo por senderos que apuntan a todo lo contrario?

La respuesta es que individualmente, en general, todos cumplimos con nuestro papel de buenas personas cuando tenemos la oportunidad para ello, no negamos ayuda a quien nos la pide y solemos colaborar con los demás cuando hace falta y es necesario. Pero siempre ponemos un límite, y siempre lo hacemos sí a nosotros nos va bien hacerlo en ese momento determinado y en esa situación precisa, y, en general, no mucho más. Solo cuando cuadra perfectamente con el horario, la agenda del móvil, y no nos interrumpe ninguna otra acción que nos mantiene dentro de nuestro universo particular, es cuando nos atrevemos, y solemos, espontáneamente, hacer pequeñas acciones que sirvan para ayudar a otros.

Esto debería ser al revés, deberíamos vivir la vida de forma natural, social, compartida y colaborativa, y nos meteríamos en nuestro mundo virtual de la pequeña pantalla solo cuando no hubiera nada que hacer en esa primera forma de vivir, pero lo hacemos al revés, levantamos la mano para darle un producto a alguien que no lo alcanza o ayudamos a cruzar la calle a alguien solo sí no tenemos que mandar ningún mensaje, no tenemos que leer algún artículo en el móvil o no tenemos que mirar el estado de nuestras redes sociales. Ahí, entonces, ya no somos seres sociales, amables o colaborativos, básicamente porque desaparecemos del mundo aislándonos en nuestro universo particular y no vemos ni siquiera a quien necesita que se le eche una mano al pasar por su lado (por no decir ya ni de aquellos de dejan de preocuparse por su seguridad básica cruzando la calle pendientes del móvil y no de los coches), y, por esta razón, a nivel macro se percibe esta dinámica social y a nivel micro a veces se puede constatar que a veces es así y a veces no. Es cuestión de cuanto tiempo pasas observando el comportamiento humano a pequeña escala y cuanto tiempo ves las corrientes y analizas las dinámicas en grado mayor.

Es cuestión de equilibrar la balanza de ambos “mundos”

Esta manera de vivir va a ser realmente difícil de cambiar, porque nos hemos vuelto adictos a huir del mundo, pues realmente el mundo de “ahí fuera” tampoco nos ofrece demasiado de aquello que necesitamos para sentirnos a gusto en él. Pero es una trampa psicológica creada por REC, porque el mundo de “fuera del móvil” puede ser como nosotros deseemos que sea, y se nos olvida que tenemos el poder a través de la interacción personal con el resto de seres humanos de alterar y modificar la realidad en la que vivimos sí no nos gusta la pinta que tiene ahora.

Las pantallas, las distracciones, las maratones de series en Netflix, las largas horas pendientes de Facebook y, en general, todo lo que el mundo virtual ahora nos ofrece, y no digo que sea malo ni que sea bueno, es lo que causa la desconexión y la decadencia “evolutiva” de la humanidad, sin que, por otro lado, no podemos negar que es algo positivo leer un libro que nos explique algo a través de nuestra tablet o ver un documental que nos ayude a comprender mejor un tema a través de la televisión. No es ese el problema, sino las prioridades y lo que va primero en la vida de una persona, pues primero se ha consolidado el mundo virtual como referencia para gestionar nuestra vida y luego, sí acaso, viene el mundo real para descansar un poco los ojos y la mente hasta que podamos volver al mismo.

Por esta misma razón, es importante que podamos influir un poco en el balance de ambos “mundos”, que pongamos el acento y la fuerza en el disfrute de lo físico, las relaciones entre personas, salir a hacer actividades a donde sea (cuando nos dejen salir de casa y se acabe el “confinamiento”), escapar de la tecnología cuando se pueda y enseñarles a nuestros hijos a usarla como herramienta de apoyo para las necesidades de sus vidas y no como un lugar de escape y recogimiento para todo el resto de la misma.

La tarea más complicada es para los padres

Los padres, por nuestro lado, quizás tengamos que re-aprender a vivir como hacíamos antes de que existieran los móviles y usarlos como se usan unas llaves, como os decía en los artículos de desprogramación que os he comentado en el post anterior. Creo que muchos habréis leído que los que más saben de tecnología, aquellos “CEOs” de Silicon Valley, son los que menos la usan. Cuando yo trabajaba en Bruselas en una compañía de telecomunicaciones como ingeniero, nuestro director y CEO solo quería usar línea fija, consciente de lo que el móvil suponía, su impacto energético que ya hemos explicado, su “peligrosidad”, etc.

Si pudiéramos llegar a que fuera un aparato que cuando lo necesitas lo coges, haces lo que tengas que hacer, y lo vuelves a dejar en su sitio sin preocuparte sí a los dos minutos ha podido llegar algún nuevo mensaje o alguien ha vuelto a actualizar su perfil social, habremos dado un buen paso para soltar parte del control de REC sobre nosotros. Si eso lo conseguimos, objetivo realmente difícil, estaremos en la senda de manifestar a nivel micro algo que, poco a poco, quizás en décadas, dependiendo de cuanta gente se sume a esta forma de recuperar el control de su realidad y de la interacción humana, se tiene que manifestar a nivel macro como un mejor entendimiento entre pueblos, culturas y sociedades, sin caer en la ingenuidad de que todo va a solucionarse de un plumazo y ningún conflicto jamás volverá a producirse, porque no sería verdad, ya que otros muchos intereses están en juego en estos escenarios y REC y SC seguirán siempre buscando la forma de aislarnos cada vez más y mantenernos enfrentados entre nosotros permanentemente.

Aún así, sería un primer paso y un logro enorme que al menos una parte del tiempo que pasamos metidos en nuestro mundo interior virtual lo trasladáramos al mundo externo real. El tiempo ya nos dirá si hay forma de equilibrar la balanza, y luego ya veremos si podemos reorganizar el estilo de hacer las cosas a partir de ello. Veremos en el siguiente y último artículo de esta serie algo más sobre cómo disminuir el impacto energético que las emisiones electromagnéticas de móviles tienen sobre nosotros, que hemos explicado en los dos artículos anteriores, y espero que hayamos podido ver el doble filo de todo aquello que siempre REC nos entrega como algo que nos hace la vida más cómoda y fácil, pero a un alto coste para todo lo demás.

Un abrazo,

David Topí

Redes móviles. Impacto en el ser humano y propósito de su desarrollo. Parte 2

Antenas

Seguimos con nuestro recorrido por las diferentes generaciones que la telefonía móvil ha tenido en nuestra sociedad, y cuál es el propósito que REC y SC tienen detrás de ello a medida que nos dan más formas de aislarnos y meternos en nuestro mundo virtual.

Como hemos dicho en el artículo anterior, la introducción de la tecnología 2.5G fue el detonante que hizo ver a REC que realmente el teléfono móvil era la mejor forma de tener controlado individualmente a todos los seres humanos. Por un lado, por muchas películas de espías que hayáis visto, no llegamos a ser conscientes de cómo absolutamente todo lo que decimos, escribimos o enviamos queda registrado o es supervisado por REC (además de lo que nuestros gobiernos hagan, pero no tiene ni punto de comparación el nivel de conocimiento que REC tiene de cada ser humano de lo que tienen nuestros servicios de inteligencia más sofisticados).

Para poder controlar todo el entramado de información que ya empezaba a funcionar por las redes 2.5G crearon una primera macro inteligencia artificial, que sigue hoy haciendo su función, y que es la encargada de la gestión mundial de toda la información que circula por todas las redes móviles del mundo y de conectar con todos los aparatos móviles de todos los seres humanos. Esa IA ahora está bajo control de los “grises” y se encuentra ubicada en una de las principales bases de REC en el plano 1.2.

Para conectar además a cada persona a la IA a través de la conexión con su terminal móvil, se instalaron además programas específicos en la psique del ser humano y en todos los IC que hace ya unos años os expliqué como desinstalar en estos artículos:
Una vez puesto en marcha todo lo anterior, y puesto que para que la penetración móvil llegara a más personas había que darnos más servicios y mover todo lo posible el mundo “real” al mundo “virtual”, nació la tercera generación de móviles entregada desde SC hacia las principales compañías telefónicas del mundo, siempre de forma sutil, y como nuevos “descubrimientos” y avances, para que, luego, nosotros mismos los vayamos implementando paulatinamente. La razón principal detrás de los avances para REC era un mejor control de la población a través de todo lo que hacía en el móvil ya que los algoritmos de su IA recopilaban, y recopilan, datos ingentes que se van añadiendo al perfil individual de cada ser humano, sin que realmente haya un asimoss o nadie “mirándolos” (solo si lo desean), sino para mantener una enorme base de datos de todo lo que hacemos en todo momento, cuándo, dónde, de qué manera, etc., etc.

Red de comunicación móvil de Tercera Generación (3G)

A nivel técnico, el objetivo de los móviles 3G fue ofrecer aumento de las tasas de datos, facilitar el crecimiento de las redes de comunicaciones y dotarnos de mayor capacidad de transmisión de voz y datos. Este nuevo 3G permitió el soporte a diversas aplicaciones de trabajo y de ocio y la alta transmisión de datos a bajo coste. Los datos se envían a través de una tecnología llamada Packet Switching, mucho más eficiente, y las llamadas de voz se traducen mediante conmutación de circuitos, más rápido y de mejor calidad.

Por lo tanto, este 3G, usa el sistema UMTS basado en GSM y alcanza una velocidad de transmisión de 384KBPS hasta 2Mbps, a una frecuencia de aproximadamente 1,8 a 2,5 GHz, dependiendo del país y del operador, con lo que los servicios que nos proporciona son innumerables, como ya conocéis todos: acceso a Internet de alta velocidad, llamadas de vídeo, chat y conferencias, televisión móvil, vídeo a la carta, servicios basados en la localización, telemedicina, correo electrónico en el móvil, mapas de navegación, juegos, música, servicios multimedia, películas, banca virtual, etc., etc.

Sin embargo, aquí la frecuencia de las antenas ya cambió, incrementándose tanto en potencia como en alcance de señal, con lo que se podía hacer todo lo que el 2.5G, el 2G y el 1G hace y que ya hemos explicado sobre la manipulación de la realidad, pero más lejos, más rápido y con más potencia.

El impacto en el sistema energético del ser humano se nota principalmente a nivel de meridianos y sistema físico, altera el “prana” por decirlo así, que circula por nuestro sistema físico y energético, lo hace “vibrar” en desarmonía, y por lo tanto, el combustible que llega a las células es “inarmónico”, causando todo tipo de micro-disfunciones en el cuerpo pues la energía que nos nutre está distorsionada por completo mientras tengamos el móvil cerca o alguna antena alrededor dándonos cobertura.

Red de comunicación móvil de Cuarta Generación (4G)

El sistema móvil de cuarta generación está basado totalmente en IP, el protocolo de internet. El objetivo principal de la tecnología 4G, de cara al público, es proporcionar alta velocidad, 100 Mbps en movimiento y 1 Gbps cuando se permanece inmóvil, así como alta calidad, alta capacidad, seguridad y servicios de bajo coste para voz y datos, multimedia e internet a través de IP. Así, para usar la red 4G, nuestros móviles deben ser capaces de seleccionar el sistema inalámbrico de destino, es decir, ha habido que cambiar el móvil en muchos casos porque una gran parte de los terminales no estaba preparado para trabajar con esta tecnología. Se inició su comercialización a principios del 2010, aunque las especificaciones ya estaban listas desde el año 2008.

Para poder llegar a todos los rincones del planeta, se dotó al 4G de bandas de frecuencia múltiples. En América del Norte se utilizan 700, 750, 800, 850, 1900, 1700/2100 (AWS), 2300 (WCS) 2500 y 2600 MHz; 2500 MHz en América del Sur; 700, 800, 900, 1800, 2600 MHz en Europa; 800, 1800 y 2600 MHz en Asia, y 1800 MHz y 2300 MHz en Australia y Nueva Zelanda.

El 4G otorgó a REC y SC la capacidad de controlarnos mentalmente y psíquicamente a través de la conexión de nuestro terminal hacia los programas de las esferas mentales y, de ahí, al inconsciente colectivo. Es decir, por muy ciencia ficción que nos parezca, ahora mismo se pueden imbuir programación directamente en la psique de una persona a través de las ondas que su terminal 4G emite, ya que posee la capacidad de sintonizar con el cuerpo mental y las esferas mentales a través de la radiación y el campo electromagnético que este genera. De esta manera, si se quiere manipular a una persona individualmente, se puede hacer a través de su propio teléfono móvil, que emite constantemente sin que este se dé cuenta, aquel programa o contenido que se le quiera hacer llegar exclusivamente a esa persona y a nadie más. 

Es un nivel de control enorme que REC ya tiene desarrollado hace tiempo, pero que solo se pudo poner en marcha con la tecnología actual 4G y con los nuevos terminales con capacidad de sintonizar múltiples bandas de frecuencia. Como somos tantos seres humanos con móvil, y cada uno con una ligera frecuencia de vibración distinta entre unos y otros (como hemos mencionado en el artículo anterior), para asignar una única frecuencia individual a cada persona hizo falta ocupar y usar un enorme espectro electromagnético dividiéndonos por zonas y franjas para poder crear una conexión individual hacia cada ser humano lo más sintonizada posible.

A nivel electromagnético, los campos de las antenas 4G actuales causan alteraciones también a nivel hormonal, y, en general, desarmonía en todos los cuerpos sutiles y componentes de nuestra estructura energética, que luego repercute de mil maneras distintas en nuestra salud física ya dependiendo de la configuración, fortaleza, vibración y el estado de cada uno.

Red de comunicación móvil de Quinta Generación (5G)

A nivel técnico, el 5G adelanta un verdadero mundo inalámbrico, el llamado Wireless-World Wide Web (WWWW) a una velocidad de 1 a 10 Gbps, con una frecuencia de emisión de 3 a 300 GHz, lo cual también implica la reducción de alrededor del 90% en el consumo de energía a la red, algo que les viene bien a REC y SC pues se usan menos recursos energéticos para más contraprestación de servicios.

Iniciando su desarrollo en el año 2015, la quinta generación de móviles, el 5G, supone un paso adelante en los planes de REC de modelar la humanidad a sus planes futuros de hacer la Tierra, su “hogar”.

Esto quizás lo he explicado brevemente en algún artículo o en alguna de las preguntas que me habéis hecho en el blog, así como en los libros de Dinámicas de lo Invisible, pero la idea a largo plazo de REC es convertir el planeta no en una base “de explotación de recursos”, como más o menos es ahora, con estatus de “colonia” y un destacamento más o menos “pequeño” de miembros, sino en una especie de “segundo hogar” para la raza asimoss.

Esto, de nuevo, a muy largo plazo, porque, para que eso ocurra, aunque sigan estando fuera del alcance de los seres humanos en cuanto a dejarse ver e interactuar con nosotros, deben poner el planeta al nivel tecnológico necesario para que una presencia masiva de ellos (que no tiene por qué ocurrir, pero de nuevo, esos son sus planes), llegara a darse.

Por lo tanto, necesitan capacidades de comunicación y sistemas tecnológicos en el planeta que puedan luego ellos también usar a nivel global para interconectar sus diferentes y futuras hipotéticas ciudades y bases y, por esta razón, desde hace unos cuantos años empezaron a entregar mucha más tecnología a un ritmo más avanzado. Por un lado, ya vimos en los artículos anteriores sobre la economía porqué nos han entregado la tecnología blockchain, ya que un incremento de asimoss en el planeta significa que necesitan mucha más energía para alimentar todos sus sistemas. 

Nos han ido dando más conocimiento sobre inteligencia artificial, ya que los sistemas se tienen que auto gestionar ellos mismos y nosotros les vamos a montar el chiringuito al paso que vamos desarrollando esta tecnología. Nos han entregado la información para crear el “Internet de las Cosas” de forma que todo esté conectado entre sí y gestionado fácilmente por las IAs anteriores, y nos han entregado la computación cuántica, aun de forma “primitiva”, pero poco a poco en desarrollo, y, como no, la quinta generación de móviles, el 5G para conectar todo esto en tiempo real.

Esto quiere decir que el 5G hace todo lo que hace el 4G más el 3G, 2G y 1G pero además sirve para que todas las cosas “tecnológicas” del planeta estén conectadas entre sí. Esto ayuda a asimoss a tener datos de cualquier cosa que suceda en cualquier rincón del mundo, tener a cada ser humano híper-mega localizado y supervigilado y tener a todos metidos en un teléfono móvil todo el día y cada vez más dependientes del mismo.

Pensad que tanto el 4G como el 5G facilitan que las personas y dispositivos estén conectados en cualquier lugar en cualquier momento. Su aplicación hará que el mundo real sea una zona Wi-Fi global con una dirección IP para móviles asignada de acuerdo con la red conectada y la posición geográfica con lo que nuestra localización y ubicación exacta al centímetro la tienen asegurada. A la mayoría de la humanidad esto no les preocupa, pero si que lo es, pues se ha creado realmente un sistema de control que cada vez llega a extremos más “extremos” en todos los sentidos disfrazado de avance y crecimiento tecnológico. 

Por otro lado, el impacto de las antenas 5G en el sistema energético de la persona es parecido al del 4G, pero algo más intenso, es decir, causa alteración en todas las células, desarmonía a nivel de prana y desajuste genérico en todos nuestros componentes, potenciando los problemas de salud que la persona ya tenga en sí misma. El miedo a la implementación de este 5G que ahora está incrementándose por todo el planeta también es provocado artificialmente, pues así aprovechan para bajarnos en frecuencia y vibración y alterarnos más haciéndonos creer que “ahora” nos van a enfermar o manipular con esta nueva tecnología. De nuevo, como habéis visto, ya llevan 30 años haciéndolo con las anteriores y lo seguirán haciéndolo con las siguientes mientras no renunciemos al uso del móvil (algo que, ya lo sé, no va a ocurrir nunca pues ya forma parte de nuestra vida de forma inseparable).

Redes móviles de sexta generación (6G, en desarrollo)

Finalmente, y mientras en los próximos años se pretende desplegar toda la red 5G, ahora justo empieza el desarrollo de la siguiente generación de móviles, la sexta, principalmente por empresas chinas que van a la cabeza en este tipo de tecnología. Asimoss las han escogido para su desarrollo por la “facilidad” para ser gestionados (el pueblo chino) más fácilmente en masa, y porque trabajan todas las horas que hace falta sin (casi) protestar y con disciplina para sacarla al mercado en los plazos que REC desea.

La 6G de móviles traerá incluidas funciones de reconocimiento facial y táctil a un nivel increíble, y facilitara la interconexión de todo lo anterior a través de IAs que coordinaran todos los procesos en tiempo real, y posiblemente todo lo que en el futuro se tenga que hacer, tendrá que ser aprobado por nuestro móvil a partir de apps que conectaran con los sistemas “centrales” del gobierno de turno.

Posiblemente sea la versión avanzada de lo que vemos ya en la sociedad china y en la mayoría de sus ciudades, donde el gobierno “da puntos” o “quita puntos” por buen o mal comportamiento social, donde para entrar en el metro se hace por reconocimiento facial, etc. Son cosas futuristas, que estoy seguro que os recordarán a Black Mirror y cosas así, pero básicamente es lo que a una década más o menos vista esta nueva generación móvil posiblemente (si no cambia nada) nos traerá.

Con más o menos todo esto ya revisado, en el siguiente artículo y en otro más hablamos un poco de las implicaciones que todo esto tiene para nuestra sociedad, lo que han conseguido hasta ahora,  cómo se percibe el avance de estos sistemas en las líneas temporales, etc.

Un abrazo,

David Topí

Redes móviles. Impacto en el ser humano y propósito de su desarrollo. Parte 1

Añadir título

Creo que hay tanto revuelo por el tema de las redes móviles 5G y tanto miedo y ansiedad por el despliegue de las antenas que se están instalando, que vale la pena hacer un repaso del impacto y propósito de esta tecnología entregada ya hace décadas por REC hacia SC y de ellos hacia la masa de la humanidad. Vamos a ver cómo y por qué.

Aislarnos unos de otros

Uno de los propósitos de REC ha sido siempre aislar al individuo en sí mismo de los demás, ya que la “unión hace la fuerza”, que dice el refrán, y, por lo tanto, se hacía necesario encontrar una forma rápida de meter a cada ser humano en una “burbuja” y que se “perdiera” en un mundo donde no hiciera falta hablar con nadie o hacer nada con nadie presencialmente. La única forma de hacerlo era que todo el mundo tuviera algún aparato al que mantenerse conectado, enchufado y virtualmente aislado del resto, ya que, por muchos amigos que tengas en FB y muchos mensajes que intercambiemos por las redes sociales, no hay realmente conexión “humana” real ni interacción profunda entre personas a través de medios digitales, que es lo que querían evitar, y es evidentemente lo que han conseguido en prácticamente todo el mundo en un alto número de situaciones.

Así que diseñaron la tecnología móvil como sistema de prueba para ello, pues es una versión “simple” de la tecnología de comunicaciones que REC usa en sus estructuras y sociedad, y nos la entregaron poco a poco, a medida que íbamos aprendiendo a desarrollar e implantar estos modelos de comunicaciones inalámbricas por todo el globo.

De esta manera, a finales de los años 70 y principio de los años 80 se desarrolló la red móvil de “primera generación”, pues la “G” denota la “generación” de la tecnología y ya estamos camino de la sexta (se empieza ya a desarrollar el 6G en China, mientras se va instalando el 5G por todo el mundo). Cada generación tiene algunos estándares, capacidades técnicas y nuevas características que la diferencian de la anterior y que tiene diferentes funciones, tanto de cara al ser humano para que la aceptemos, como de cara a SC y REC para controlarnos mejor con ellas. Vamos a verlas.

Red de comunicación móvil de Primera generación (1G)

De cara al público, la primera red de comunicación móvil automatizada y comercial fue lanzada por NTT en Japón en 1979, seguida por el lanzamiento del sistema de Telefonía Móvil Nórdica (NMT) en Dinamarca, Finlandia, Noruega y Suecia, en 1981. Solo ofrecía servicios por voz y la tecnología era analógica, con una velocidad de transmisión de datos que iba desde 1kbps a 2,4 kbps y a una frecuencia de 800- 900 MHz. Realmente fue el inicio de poder comunicarnos entre nosotros sin línea fija, pero las malas comunicaciones de voz y la nula seguridad en ellas llevaron rápidamente al desarrollo de una segunda generación.

Entre bambalinas, las antenas de móviles de primera generación facilitan a REC y SC la manipulación de la realidad común, pues se usaban estas mismas antenas para emitir “ondas” de distorsión del entramado energético que el ser humano usa como materia prima para la creación de la realidad.

Es decir, hemos explicado muchas veces que nosotros emitimos la realidad que vemos en el mundo a partir de ondas que nuestra glándula pineal proyecta a nivel “cuántico”, “energético”, “holográfico”. El contenido de esas ondas es aquello que cada uno lleva programado e insertado en su cuerpo mental y esferas mentales haciendo que real y literalmente cada uno proyecte su propia realidad, y la suma de todos, crea la realidad común, pero, la “base” para la onda, es la energía del plano mental en la zona donde te encuentras. Así que, sobre una “base mental” distorsionada y manipulada por la emisión de ondas electromagnéticas de miles de antenas 1G repartidas por todo el mundo, se hizo mucho más fácil que las personas imbuyéramos mucha distorsión en aquello que proyectábamos, y eso hizo que la sociedad y el mundo se volviera más caótico y más fácil de manipular, ya que no solo se insertaba lo que se quería que las personas tuviéramos programado en nuestro cuerpo mental a través del inconsciente colectivo, sino que, además, ahora, se manipulaba el sustrato en el que nuestras “ondas” se proyectaban y con el que se formaba la realidad común.

Así que, “matando dos pájaros de un tiro”, REC y SC empezaron poco a poco a darnos la libertad de poder llamar a quien quisiéramos cuando quisiéramos, a la vez de conseguir que nuestra realidad fuera cada vez más caótica y más distorsionada cuantas más antenas de 1G se iban instalando por más y más partes del planeta.

Por otro lado, la emisión electromagnética de las antenas de 1G a 800-900Hz apunta directamente hacia la glándula pineal, para disminuir su potencia y capacidad de emisión, con lo que ya escogieron esa frecuencia a propósito para que, a nivel mental, hubiera toda la distorsión posible en todo ser humano y la realidad personal y común estuviera tan alterada como fuera posible, dificultando enormemente una proyección de la realidad limpia a nivel individual, más los problemas que una pineal “mental” alterada causa en la parte etérica de la glándula y esta a su vez en la parte física de la misma (alteración del sueño, problemas de hormonas, etc.).

Red de comunicación móvil de Segunda Generación (2G)

De cara al público, la tecnología GSM fue la primera en facilitar voz y datos digitales, así como roaming internacional permitiendo al ser humano ir de un lugar a otro y mantenerse comunicado. Se implementó en la década de los años 80 con tecnología digital, y a una velocidad de 14kbps a 64 Kbps en una banda de frecuencia de 850 - 1900 MHz (para el GSM) y 825 - 849 MHz (para el estándar CDMA americano).

Esta nueva generación de móviles nos proporcionó los servicios de voz digital, los SMS, el roaming internacional, la posibilidad de establecer conferencias, y un montón de “extras” como la llamada en espera, la retención de llamada, la transferencia de llamadas, el bloqueo de llamadas, el número de identificación de quién te está llamando, etc. Es decir, nos empezó a dar más y más servicios y “cositas” con las que entretenernos y fue incrementando la penetración de la tecnología móvil en la sociedad.

Servidor, que ha trabajado muchos años como ingeniero de telecomunicaciones, he llevado móviles de los primeros que existieron que pesaban casi un kilo y tenían como 25 cm de alto, atado a un cinturón (porque pesaban mucho), y recuerdo la primera vez que envíe un SMS por temas de trabajo, siendo una revolución para todos nosotros que “eso” pudiera hacerse.

Entre bambalinas, las redes móviles 2G sirvieron para apuntalar la transmisión de información desde la humanidad hacia REC y SC, pues ya empezaron en esa época a espiarnos a través de ellas, de forma que nos dieron esta nueva generación tecnológica para poder empezar a controlar a las personas individualmente. Por supuesto, las antenas 2G hacían el mismo trabajo que las de 1G de emitir ondas de distorsión hacia el entramado etérico y mental de la zona que cubrían, y seguían interfiriendo y distorsionando la creación de la realidad de todas las personas bajo su radio de acción.

Además, se empezaron a usar para poder “atacar” a individuos, pues se puede adecuar el flujo electromagnético de una antena desde los sistemas de control de SC y REC hacia una persona y, de esa manera, recibes “ataques psíquicos” no de entes, sino del propio entramado tecnológico que tienes a tu alrededor.

¿Cómo se puede atacar a una persona desde una antena fija de móviles?

Debido a que cada persona posee una frecuencia única e individual que es ligerísimamente diferente de la frecuencia de vibración del resto de seres humanos del planeta, cuando se quiere realizar un ataque psíquico hacia alguien en concreto y sabiendo su ubicación, se programa (por parte de REC) los pequeños emisores que las antenas de móviles tienen imbuidos en ellos para que, aquella a la que está conectado el móvil de la persona, que indica la antena más cercana donde te encuentras físicamente, empiece a emitir un pulso en esa única frecuencia te identifica, que entonces altera y puede llegar a causar daños solo y exclusivamente a la persona a cuya frecuencia se ha sintonizado uno de los componentes de la antena. De esta manera, nadie más resulta afectado por ese pulso o emisión excepto aquel ser humano que resuena directamente con la onda electromagnética emitida.

Puesto que las antenas agrupadas emiten en muchos casos de forma omnidireccional, en un radio de acción de varios cientos de metros, no importa en qué parte de su zona de cobertura te encuentres que el campo electromagnético focalizado en ti te impacta mientras estés bajo su cobertura. Luego, si te mueves fuera del alcance de esa antena (y llevas el móvil encima), sabrán que te has conectado ahora a otra antena de cinco calles más allá, y será esa otra antena la que entonces active el pulso contra ti mientras estés bajo su radio de cobertura.

¿Cómo se sabe la frecuencia de una persona?

Entonces la pregunta interesante es, ¿y cómo conocen la frecuencia única que identifica a un ser humano? Cuando hemos nacido, si recordáis, a todos nos han sacado sangre en el hospital, y en casi todo el mundo se mantiene una base de datos de todas las personas nacidas. El acceso de REC a estos datos de forma rutinaria y la creación de un perfil único para cada ser humano en sus bases de datos hacen que, gracias al análisis de esa gotita de sangre extraída al nacer, ya posean los datos de la frecuencia de cada persona desde los primeros meses de vida. Luego, como a lo largo de la vida una persona puede variar esa frecuencia por múltiples razones, esta se va actualizando con los nuevos análisis de sangre que nos van haciendo a lo largo de la vida.

Impacto de antenas 2G en el sistema energético

A nivel de impacto en el sistema energético, las frecuencias del 2G tienen mucha penetración en el cuerpo mental, así que, además de distorsionar la pineal, que siguen haciéndolo, también alteran la parte psíquica y cognitiva del ser humano, principalmente su estructura mental, lo cual incluye el cerebro a nivel físico-energético y etérico.

Generación 2.5

A nivel público, esta nueva “semi-generación” facilitó la introducción de la red de paquetes para proporcionar transferencia e internet de alta velocidad de datos más o menos entre los años 2000 y 2003, cuando se introdujeron los estándares GPRS y EDGE (velocidades de datos mejoradas en GSM). La frecuencia de emisión es de 850 -1900 MHz y la velocidad es de 115kpbs (GPRS) / 384 kbps (EDGE). Los nuevos móviles 2.5 nos dieron la posibilidad de mejorar las funcionalidades para hablar, el multimedia, la información basada en webs de entretenimiento a las que ya podías acceder, el soporte WAP y el MMS (los mensajes multimedia de hace años), SMS de juegos móviles, la búsqueda y directorios de información, el acceso a correo electrónico, la videoconferencia, etc.

Puesto que en los inicios de la década pasada la penetración del móvil en la sociedad ya había ido creciendo exponencialmente, y muchos millones de personas ya empezaban a darle más importancia a las comunicaciones y al entretenimiento por el móvil más que a las relaciones humanas directas, REC y SC vieron que era realmente un tema que había que seguir profundizando y haciendo que todo el mundo estuviéramos enganchados a ellos. Fue en este punto cuando se decidió promocionar la tecnología móvil para que no hubiera un solo ser humano en el planeta que no tuviera uno.

A nivel de impacto energético en el ser humano, con la llegada de las antenas 2.5G no hubo grandes cambios respecto a lo instalado anteriormente, porque la frecuencia de emisión era la misma que para las redes 2G, pero, al haber muchas más antenas por todas las terrazas y edificios de todas las ciudades del mundo, se hizo mucho más fácil manipular la realidad común de la humanidad y, sobre todo, a partir de esta generación, amplificar bolsas de energía o transportar egregores de un punto a otro usando la portadora de señal que las antenas emiten.

Es decir, para llevar nuestra voz, se usa una onda “portadora” que va “debajo” de la señal de voz, así que usando esta misma “portadora” empezaron a moverse egregores de un punto a otro, empezaron a amplificarse energías de miedo a nivel global, a manipularse los IC locales, regionales y de las zonas donde esas antenas estaban emitiendo, etc. Un poco lo que han hecho ahora con la energía del miedo sobre el covid-19, pues se han usado todas las antenas de móviles instaladas para amplificar la ansiedad, el pánico, el estrés, etc., de la población. Como todos tenemos muchas antenas alrededor nuestro, es imposible sustraerse de estos campos electromagnéticos que llevan “pánico” imbuido y amplificado y que, al impactar contra nuestro sistema energético, amplifican las partículas y emociones de miedo, pánico o estrés que tengamos en nosotros mismos. Puesto que es casi imposible que no haya alguien en el planeta que no tenga algo de miedo, o estrés o ansiedad en sí mismo, es muy difícil que no te alteren sin que te des cuenta y estemos siendo manipulados constantemente por las ondas que recibimos desde todas las direcciones posibles las 24 horas del día, los siete días de la semana.

De momento lo dejamos aquí para no alargarme mucho y que podáis revisar todo esto con calma y en el siguiente artículo seguimos con el 3G, 4G y 5G y lo que viene en el futuro con el 6G.

Un abrazo,

David Topí

Borrando los códigos del inconsciente colectivo que facilitan la manipulación de la realidad


Tal y como habíamos dicho en el artículo anterior sobre la corrección del rumbo de la línea temporal 33, y tras la breve pausa para hablar del tema del coronavirus, volvamos a encauzar las explicaciones sobre las diferentes posibilidades existentes ahora mismo para poder alterar, a mejor, el rumbo de esta línea temporal que sigue siendo el destino para la casi totalidad de la humanidad.

Hemos explicado que hay varios sub-carriles dentro de la LT33 que llevan a diferentes escenarios, ahora presentes a nivel mental y etérico, y que co-existen todos a la vez, esperando a ver por cuál de ellos “circula” la humanidad para que se manifieste como el escenario físico del que luego podremos decir que “ha pasado esto o lo otro”. Por lo tanto, las medidas tomadas para poder corregir este rumbo siguen a buen ritmo y tratando de que se mantengan de forma consistente, tanto el borrado de sub-escenarios negativos de la zona del plano mental donde estos se acumulan y forman por la proyección de la humanidad bajo “manipulación” de REC y SC, como los intentos de frenar a todos los miembros de REC y SC que son los que inducen a aquellos en el poder, al menos una parte, a ejecutar acciones como las que hemos puesto de ejemplo en el artículo anterior sobre los escenarios con Irán.

Sin embargo, estas medidas son solo de “mantenimiento”, para que la cosa no vaya a peor. Es difícil mantenerse siempre, por parte de las diferentes fuerzas y grupos que nos asisten pendiente de todo lo que asimoss y demás ponen en marcha, para intentar frenarlo o desmontarlo (con los permisos otorgados por el propio logos planetario para intervenir a este nivel del tablero de juego, y con el apoyo de esos seres que solemos llamar “guías”, aunque tienen muchas funciones, trabajos y responsabilidades en el entramado de sostén de la vida en el planeta).

Es como si un grupo de personas tuviera que estar vigilando lo que hace otro grupo, muy numeroso, que se encuentra constantemente alterando la vida en una ciudad, y necesitan ir detrás de ellos “apagando fuegos”, quitando obstáculos, limpiando las calles de escombros, arreglando destrozos, etc. No solo es “cansado”, en ciertos términos, sino muy difícil de asegurarte que tienes siempre todo bajo control, teniendo en cuenta además que tanto REC como SC tienen tecnología y un dominio del planeta a nivel físico que muchos “guías”, seres, jerarquías y fuerzas de apoyo no tienen, por estar en planos muy altos y muy elevados en vibración y frecuencia, y sin tanta capacidad para “densificarse” y “bajar” al plano físico-energético a ver que hacen asimoss y compañía.

Pero se hace, y gracias a ello más o menos se mantiene la estabilidad de la sociedad en términos macro lo mejor que se puede. Sin embargo, como hemos dicho, una cosa es mantener la estabilidad del sistema y otra cosa cambiar el sistema y su línea temporal para que vaya hacia futuros más positivos.

¿Cómo se puede hacer? Habíamos dicho también que REC y SC usan al ser humano para proyectar y co-crear los escenarios macro que desean que se manifiesten a nivel físico, así que somos los “proyectores de cine” cuya bobina con el contenido de la película es insertado en todos nosotros a través del inconsciente colectivo de la 33, para que luego proyectemos la realidad en la que todos vivimos y se convierta en la “película de ahí fuera”. Así que una solución sería dejar de proyectar esa realidad.

Esto ya lo habíamos intentado anteriormente cuando os puse el ejercicio de cómo desconectarnos del IC33, hace algunos meses, pero muy pocas personas, en el conjunto de la humanidad evidentemente, se han desconectado ya que, soy consciente, un ínfimo porcentaje de la humanidad llega a conocer este tipo de información, situación y tienen acceso, por ejemplo, a las peticiones que ponemos. Aunque también habíamos añadido en alguna ocasión que fuera el alma de la persona quien ejecutara, ya que la personalidad no iba a llegar a ningún momento a leer algo como esto, tampoco tuvo demasiado impacto, pues el alma de cualquier persona, cuando recibe la información de su YS sobre “esto está pasando, te doy la información, ¿quieres ejecutar lo que pone?”, no siempre responde afirmativamente ya que, en general, tampoco el nivel evolutivo de la mayoría de almas de los seres humanos está lo suficientemente avanzado para comprender una parte del material que aquí se expone, o que los YS pudieran comunicarles y, por lo tanto, suelen rechazar o mostrar “indiferencia” hacia algo que les viene muy lejos del conocimiento o realidad que han de manejar a través de su personalidad y avatar.

Así que se hace necesario encontrar alguna otra forma de que dejemos de proyectar la realidad que nos viene impuesta por REC y SC, pero esto supone un problema. Tenemos que tener algún tipo de realidad. En esto creo que estaremos de acuerdo todos en que si el 100% de la humanidad, de repente deja de proyectar desde su glándula pineal la realidad individual en la que existe, la realidad macro común también deja de existir, al menos en un amplio porcentaje (hay otros elementos y seres que también contribuyen a la creación de la realidad común para todos). Por lo tanto, hay que emitir algo, pero ¿qué emitimos para crear una realidad que vaya acorde al bien mayor de toda la humanidad y no acorde a los intereses de REC y SC?

La solución pasa por un lado por borrar los escenarios mentales no deseados, pero se recrean con mucha rapidez debido al impacto de los medios de comunicación en la psique, que nos hacen generar todo tipo de pensamientos y formas mentales asociadas a escenarios de baja vibración y, de ahí, “suben” al IC y se “condensan” en eventos, que luego “bajan” al etérico y de ahí al físico. Como no podemos apagar o evitar que los medios hagan lo que hacen, hay que buscar otra alternativa global.

La otra manera de evitar que proyectemos esos escenarios es cambiándoles los códigos. ¿Qué códigos? Si recordáis este artículo de hace varios meses, habíamos explicado cómo funciona el filtro de la esfera mental preconsciente, para poder “captar” y sintonizar lo que existe en el IC y “bajarlo” hacia nuestra mente. La información, datos y contenido del IC se “clasifica” (lo hace REC con tecnología) por códigos, como si identificáramos los diferentes libros de una biblioteca a partir de códigos para poderlos ordenar y localizar rápidamente. De la misma manera, a pesar de lo extraño que pueda parecer, toda la información del IC está “organizada” con ciertos códigos energéticos que los propios asimoss diseñaron en su momento para tener controlado lo que la humanidad podía saber, conocer o dejar de saber, de manera que, aunque algunas personas sintonizaran con el IC o planos de información superiores de la Tierra, sus mentes nunca podrían “decodificar” aquello cuyos códigos no estuvieran introducidos en este filtro de la mente preconsciente. Por otro lado, todo lo que sí que quieren que “bajemos” ya viene con ciertos códigos predeterminados de manera que, automáticamente, recibimos y aceptamos en nuestra esfera preconsciente todo tipo de ideas, creencias y patrones que luego se instalan en el subconsciente, y se convierten en parte del contenido mental que define como vemos el mundo, como lo creamos y como lo decodificamos. Es la forma más sencilla de crear y generar todo tipo de sistemas de creencias distorsionados sean religiosos, culturales, sociales, espirituales, etc.

Ya que no podemos cambiar de forma global la configuración del filtro preconsciente que cada uno posee (habría que actuar persona a persona para ello), para que no acepte “paquetes de datos manipulativos”, lo que podemos hacer es borrar todos los códigos de todos los escenarios en el plano mental para que no coincidan con los parámetros que luego bajamos, recibimos y emitimos. Esto, evidentemente, no lo haremos nosotros, sino que pediremos a nuestros YS que, dándoles los permisos adecuados, inicien todos ellos el borrado de todos los códigos presentes en todos los contenidos del IC. Es como ponerles la biblioteca a asimoss “patas arriba”, borrándoles los “clasificadores” de material que ellos usan para ver que nos instalan y programan o que quieren que proyectemos como la realidad común. De manera que tendrán que estar revisando de nuevo toda forma mental generada, todo escenario y volviéndolo a codificar, mientras que nuestros Yo Superiores, en bucle, vuelven a borrarlos.

No sabemos cómo va a salir esta “jugada” pero tenemos que intentar que tengan cada vez más complicada la manipulación de la humanidad, y es un buen punto de partida empezar por desorganizarles el material mental que, generado por nosotros mismos, ellos terminan organizando para luego devolvérnoslo en forma de “esto es lo que tenéis que co-crear en el mundo”. La petición, pues, una sola vez, a nuestro YS, es la siguiente:
Solicito y doy permiso permanente a mi Yo Superior para que ejecute esta petición en bucle y de forma constante, a través de las conexiones presentes desde el mismo con el plano mental del planeta. Solicito que se borren, eliminen y cancelen todos los códigos identificativos de la información presente en el Inconsciente Colectivo de la línea temporal 33, usados por asimoss y el resto de razas que les asisten, así como por el propio sistema de control humano, para manipular la proyección de la realidad común de la humanidad. Solicito que constantemente se interfiera con la organización de las razas en control para alterar todo lo posible sus sistemas de programación de la humanidad a través de la inserción de material destinado a crear eventos no acordes al bien mayor de esta, y no se permita que ningún paquete de datos, escenario o forma mental manipulativa o negativa descienda a los filtros de las esferas mentales para su proyección en escenarios físicos y materiales. Solicito que se asignen todos los recursos posibles por parte de las fuerzas que nos asisten para que los Yo Superiores tengan el apoyo necesario para llevar a cabo esta intervención si los procedimientos energéticos no bastan para poder eliminar estos códigos y parámetros de los diferentes repositorios de información presentes en los planos “no físicos” de la Tierra. Gracias.

Esperemos a ver qué resultado tiene esto, pues no será inmediato ni mucho menos. En paralelo, iremos publicando otras acciones similares que están siendo diseñadas para mover la línea temporal hacia otro destino y que esperemos podamos desviar de su rumbo actual lo antes posible. ;

Un abrazo,

David Topí

Eliminando de la psique los “arquetipos de no-evolución” instalados para bloquear el crecimiento personal


La estructura del trabajo y planes de acción que se han puesto en marcha para corregir el rumbo de esta línea temporal 33 van a tener implicaciones a muchos niveles de la sociedad, pero no se van a notar más que a largo plazo, cuando podamos “leer la historia” y ver si hemos tenido éxito en evitar que la raza humana camine por peligrosos senderos en los que los escenarios que los forman no son demasiado positivos. Nadie posiblemente se acordará y será capaz de ir hilvanando los hilos para darnos cuenta de que cada petición que hacemos, o cada proceso que ponemos en marcha, va a pegar un pequeño “estirón” a nuestro “destino común” hacia el carril más positivo de esta LT33, pero, al fin y al cabo, tampoco es eso lo que importa, sino que consigamos que el día a día de la humanidad sea lo más positivo posible y que eso se vea reflejado en que todo el mundo en este planeta experimente el juego de la vida de la forma más acorde a su bien mayor, para nosotros que lo intentamos mejorar ahora y para las generaciones que lo han de continuar haciendo más adelante.
No hace mucho, uno de aquellos que me asisten me dijo la siguiente frase: “La vida es el regalo que la Creación hace a la consciencia para que experimente el juego de la evolución”. Suena bien, y quizás parece un poco abstracto, pero si comprendéis cada uno de los apartados que forman esta frase nos daremos cuenta que estar encarnados y vivos en este planeta, dentro de esta raza (de hecho en cualquier raza en cualquier planeta) y ser conscientes de ello, es realmente un regalo para ser disfrutado todo lo posible. Puesto que las circunstancias en la Tierra hacen que este “disfrute” sea realmente complicado para la mayoría de la humanidad, esta “corrección” y desvío de la LT33 hacia carriles con escenarios más benévolos en general para todos es una gran apuesta de todas las fuerzas de la naturaleza, de todos los Yo Superiores e incluso del propio logos planetario. Cuando hay tantas jerarquías y grupos empeñados en reconducir el futuro de la humanidad a pesar de lo que haga REC o el SC, las posibilidades de que salga bien son bastante elevadas.
Por otro lado, hemos de seguir moviendo personas hacia la LT42 y hacia la “nueva Tierra”. Ese, al fin y al cabo, es el objetivo final de este proceso actual evolutivo de nuestra especie. Regulamos el carril 33 porque aún muy poquitas personas en todo el mundo (en porcentaje) están en la LT42 y, de ahí, en algunos años listos para pasar a la nT, pero eso no significa que el objetivo sea quedarse en esta realidad 7,8Hz aunque se consigan mejorar las condiciones de vida en ella. Simplemente, se facilita que todo el mundo pueda seguir creciendo, evolucionando, aprendiendo y avanzando en su camino transitando por la LT33 lo mejor posible hasta que estén listos para saltar a la LT42 y, entonces, puedan realmente iniciar luego el camino hacia el siguiente nivel evolutivo. Como ya habíamos dicho en artículos del año pasado, puesto que el “paso de nivel” estará abierto en breve y para siempre, esté la humanidad en su mayoría lista ahora o en 300 años para dar ese salto (que es individual, o a nivel familiar como hemos explicado, y no en masa ni todos a la vez), se ha de mantener el tablero de juego de la 33 todo lo estable posible para que sea más sencillo pasar a la LT42 y, como hemos dicho, de ahí a la nT.
Con esto en mente, vamos a ejecutar un sencillo ejercicio de desprogramación mental como alguno de los que habíamos hecho anteriormente para facilitar la eliminación de varios programas y arquetipos que siguen siendo usados contra nosotros mismos para que nos boicoteemos en nuestro propio proceso de crecimiento personal. Estos arquetipos que veremos hoy, se encuentran en la esfera mental subconsciente y en la sub-capa subconsciente del cuerpo mental, de manera que quitaremos los “ficheros con la programación” del cuerpo mental así como los programas que gestionan estos “ficheros de datos” de su esfera mental correspondiente. Recordad que tenéis una conferencia sobre la estructura de la psique humana y su desprogramación en la página de descargas del blog, para comprender la estructura de la mente y que tipo de función hace cada una de las esferas mentales que poseemos.
Desprogramando el miedo a avanzar
Hace ya tiempo explicamos el concepto de la zona de confort desde el punto de vista de programación, pues la explicación psicológica la conocéis todos y la podéis encontrar en la red, pero no así cual es el programa y los parámetros que nos insertaron en la psique en el momento de nuestra creación (asimoss y amoss, podéis revisar la historia de la creación de la humanidad en esta monografía que hemos publicado) para crear esta zona de resistencia al “avance personal”.
Si en su momento ya trabajasteis este tema en su día, ahora vamos a ir un paso más allá eliminando unos arquetipos que están relacionados y que trabajan parcialmente en conjunto con los programas que mantienen esta “zona de confort” en marcha. Estos arquetipos los vamos a llamar genéricamente los “arquetipos de no-evolución”, porque son una serie de programas mentales que, dependiendo de cómo de activos, borrados o manipulados estén, provocan entusiasmo y ganas de aprender, crecer y evolucionar como persona y ser humano, o provocan todo lo contrario. Es decir, regulan el flujo del interés por el desarrollo interior de la persona y fueron instalados inicialmente en el troodón cuando se llevaron a cabo las primeras manipulaciones sobre el mismo por parte de otras razas. Luego con la manipulación del troodón para convertirlo en el Manu fue manipulada de nuevo esta programación, de ahí asimoss la volvieron a reparametrizar para incluirlo en la psique del lhulu y, después en la del lhumanu, de donde ya se mantuvo más o menos estable en todos los modelos de “homo” desde el homo habilis (y versiones anteriores) hasta el homo sapiens sapiens.
La fuerza que nos empuja a crecer
Los “arquetipos de no-evolución” regulan una energía que llega desde el Yo Superior hacia el alma (a través del cuerpo espíritu si está presente), y que forma parte de la propia esencia del orbe de consciencia que denominamos el YS, pues todo lo que proviene y nace de la “Creación”, posee un “motor interno” que le anima e incita a crecer, avanzar, aprender, evolucionar, etc. Esa “fuerza interior” de querer comprender las cosas, preguntarse el porqué de la existencia, de la vida, del cosmos, de la naturaleza del ser humano, etc., es un flujo que surge del YS y anima al alma a avanzar y experimentar y evolucionar, haciendo que el alma lo impregne con mayor o menor “potencia” en el avatar a través de la personalidad. Para evitar que los primeros modelos de lhumanus tuvieran demasiadas aspiraciones “evolutivas” y básicamente se dedicaran a las tareas que REC habían diseñado para ellos (extraer minerales, ser usados como recursos, construir o mantener sus estructuras y asentamientos, etc.) estos arquetipos se bloquearon todo lo posible y se intentó que, por mucho que el alma “incitara” a la personalidad a querer crecer, descubrir y avanzar, esta tuviera diferentes resistencias internas programas en su psique que, por un lado, no hiciera demasiado caso de esa “necesidad interior” y, si lo hacía, la zona de confort entonces (como programa) evitara que se pusieran en marcha las octavas, acciones y procesos para conseguirlo. Además, puesto que este flujo va de la mano de la energía de la voluntad, bloqueando esta otra fuente de “fuerza interior”, como hemos explicando anteriormente, se consigue frenar a la mayoría de personas en la mayoría de intentos de “evolucionar interiormente”.
Así, para algunas personas este ímpetu o ganas interiores de crecer está muy presente, porque hay mucha fuerza que desde el YS llega al alma y esta la insufla con todo el potencial que puede a la personalidad, pero hay mucha gente que, ante el mínimo esfuerzo para empezar ese camino de crecimiento y transformación (algo tan simple como una rutina de meditación diaria, por poner un ejemplo cotidiano), simplemente abandona, de manera que, entonces, la programación de bloqueo consigue que muy pocos seres humanos tengan la voluntad para realmente llegar a niveles de conocimiento, consciencia y desarrollo personal de un nivel mínimo y aceptable para poder recibir otras enseñanzas, poder acceder a otros niveles energéticos, poder trabajar con otros planos y seres superiores, poder descubrir y activar el potencial interno que poseemos, etc.
En todo caso, quitando estos arquetipos podremos ver reducido en un alto porcentaje las resistencias internas al cambio, a no avanzar, o simplemente a no hacer caso cuando esa intuición o sensación interior te dice que tienes que seguir trabajando en ti, en tu desarrollo, aprendiendo, sanándote, despertando potenciales, etc. Como siempre, para ello, la petición a nuestro Yo Superior, muchas veces, tantas como sea necesario, para ir quitando capa sobre capa de programa y contenido de estos arquetipos en la psique, hasta que notéis que esa resistencia interna se va desvaneciendo y que, cuando se siente el deseo interno de salir de este nivel evolutivo, de este estancamiento global y de esta “pereza” por hacer cosas que nos llevan a otros niveles de consciencia y crecimiento, este pueda expresarse y ninguna zona de confort programada pueda parar que llevéis a cabo aquello que sea necesario para ello.
La petición es la siguiente:
Solicito a mi Yo Superior y doy permiso para que elimine los denominados “arquetipos y programas de no-evolución”, presentes en mi cuerpo mental y en mis esferas mentales, que son aquellos insertados en la psique humana para bloquear su avance, crecimiento y evolución a partir del flujo energético que, desde el Yo Superior y a través del alma, llega al avatar y a su personalidad. Solicito que se borren, eliminen y desprogramen todos los programas asociados, y el sustrato de datos presente en el cuerpo mental para hacer funcionar estos arquetipos, así como eliminar sus topes y programas de protección hasta que su borrado y desprogramación se complete. Gracias.
Sigamos pues desmontando aquello que fue instalado en nuestra psique para frenarnos y consigamos que asimoss, amoss y compañía cada vez tengan algo más complicado bloquear nuestro avance, aunque sea solo de unos pocos miles de personas, pero eso tampoco importa. Al menos, que quien lea esto y quien lo ejecute, pueda ver los resultados, su efecto y como su camino se limpia de obstáculos que no están nunca fuera, sino bien programados en nuestro interior para que no podamos descubrirlos fácilmente y, de hecho, no seamos conscientes de que solemos ser nosotros mismos quienes nos auto-frenamos a la hora de dar esos pasos necesarios para pasar al siguiente nivel del juego.