La influencia del inconsciente colectivo en la creación de la realidad global


El inconsciente colectivo sigue siendo un tema en el cual últimamente me veo sincronísticamente metido por todos lados, señal de que, por el momento, me toca estudiar o investigar al respecto. Estoy leyendo los trabajos de Rupert Sheldrake sobre campos mórficos y además, gracias a ideas sobre el tema discutidas en varios foros que voy siguiendo, voy atando cabos para entender más como nos afecta, y como podemos afectarlo.

La realidad común es creada por la psique de la masa del planeta

Es algo que todos sabemos, o por lo menos, que todos hemos oído hablar al respecto. El inconsciente colectivo es la suma de todas las “mentes”, proyecciones psico-energéticas, de todas las personas del planeta. Esta conciencia global refleja el estado de la realidad que, a nivel físico, se manifiesta en la Tierra. Puesto que, de forma genérica, estamos emitiendo constantemente un montón de patrones mentales que incluyen miedos, una distorsión de la realidad objetiva, caos, preocupaciones, limitaciones, etc., etc., la gran masa energética que forma esta conciencia global refleja ese estado interno de cada uno de nosotros a nivel planetario.

En muchos casos, estos patrones energéticos que emitimos son artificialmente provocados externamente (ya hemos hablado de eso también), y nos afectan tanto a nivel físico, como energético, que luego se traduce en proyecciones psíquicas y mentales. Es decir, si captamos “ondas” que nos hacen sentir “mal” (a nivel físico, o anímico) automáticamente manifestamos pensamientos de que nos sentimos mal y emitimos patrones energéticos en el inconsciente colectivo que añade en la realidad común más “ondas” que reflejan que estamos mal. Así se inicia el bucle.

image0002

Limpiar nuestra propia realidad para limpiar nuestras “emisiones”

A nivel individual, el primer paso es que no te afecten las emisiones que recibes del exterior. Los factores de protección más importantes son: ser consciente de ellos (protección “psíquica”, por conocimiento de causa, podríamos decir), protección “física”, es decir, robustez del cuerpo humano, estar “bien” y no “débiles”, comer adecuadamente (yo por ejemplo desde que me inicie en lo que se llama la dieta Paleo he notado cambios sustanciales, cada uno que investigue como mejorar su salud física) y protección energética (tener el sistema energético sano) con lo que podemos conseguir eludir o minimizar el efecto de aquello que se proyecta sobre nosotros o captamos.

image0003

Sin embargo, aun no hemos cambiado el tipo de patrones psico-energéticos que emitimos al inconsciente colectivo, simplemente hemos hecho que nos afecte menos lo que recibimos del mismo o de fuentes externas. Ahora debemos modificar nuestra realidad interna, lo cual empieza por saber lidiar con la realidad externa sin negar ninguno de sus factores, por ejemplo, entender que hay cosas positivas en el mundo, pero que obviamente hay otras que son todo lo contrario (manipulación, control, el poder en manos de personas sin ninguna intención de arreglar nada, etc.). La claridad mental sobre la realidad objetiva de la masa común (no hablo a nivel individual), abre la puerta a la modificación de la misma. Es decir, no se trata de enfocarse solo en una polaridad esperando que así la otra no nos afecte, se trata de cambiar nuestra forma de entender la realidad física para conscientemente cambiarla. A pico y pala, es decir, poniendo empeño en ello, tomando acciones, ejecutando cosas que “arreglen” lo que podamos  arreglar, sea el alcance que sea que tengamos. La mejor frase que refleja este paso que tenemos que dar es la que dijo Gandhi “Se el cambio que quieres ver en el mundo”.

Convertirse en parte de ese % de masa crítica necesario para influenciar al resto

No estoy hablando de un concepto filosófico, sino prácticamente “físico” o energético. Cuando en tu vida te comportas, vives, hablas y actúas como crees que el mundo entero debería hacerlo, empiezas a modificar tus proyecciones hacia esa masa inconsciente que compartimos todo el mundo. Cuando el planeta recoge esos nuevos patrones de comportamiento a nivel global, los devuelve en forma de realidad común manifestada en nuestra vida “física” y “real”.

image

Afortunadamente, solo con que un número mínimo de personas estuvieran trabajando conscientemente para producir ese cambio, este se puede empezar a producir. Es la llamada masa critica, que es, se estima, un % indeterminado de la población del planeta, pues se trata más bien den un porcentaje de energía más que de personas, pues la “calidad” de los pocos nuevos patrones energéticos generados supera la cantidad de los muchos de “baja calidad” existentes. Esto al menos, da esperanza, porque si pensamos que una gran parte de la humanidad son los llamados portales orgánicos, y del resto tenemos la mayoría que llamamos encarnaciones básicas y medias (muy importantes y una etapa de desarrollo como otra cualquiera, pero no en la que uno se pone a trabajar en estas cosas), quedan solo unos pocos millones de personas a nivel global que podrían provocar estos cambios.

Bloqueando a la masa crítica

El problema es que esto que os cuento también lo saben los que precisamente tratan de hacer todo lo contrario, (supongo que no estoy descubriendo nada del otro mundo) es decir, que esta masa crítica no se alcance nunca, que estos cambios no se produzcan de ninguna de las maneras. Como lo hacen es muy fácil, nos vemos atacados a nivel físico (alimentos y emisiones energéticas dañinas, TV, etc.) y nos vemos atacados a nivel emocional, anímico y psicológico (problemas genéricos que nunca podemos solucionar, crisis económicas, tambores de guerra, distracciones de todo tipo, etc.).

Así que, puesto que de esos pocos millones con el potencial de cambiar la realidad común cambiando su realidad personal, muchos están pendientes de no perder su trabajo, su casa, sus problemas personales, etc., el sistema de control consigue que solo unos pocos cientos de míles, realmente, están en condiciones de actuar realmente, muy por debajo de ese nivel de masa crítica necesario. La idea es actuar, sea poco o mucho, ser conscientes de la situación real, ser capaz de ver todos los ángulos y polaridades, y saber que todo lo que vaya a pasar en los próximos años, a nivel de realidad común, depende básicamente de lo que consigamos modificar del inconsciente colectivo que genera esta realidad común. La única cosa que tienes que tener en mente es esta: “se el cambio que quieres ver en el mundo”. Por pequeño que sea.

Interferencias en las conexiones “espirituales”


Todo tipo de trabajo energético, por su propia naturaleza, está sujeto a múltiples fuentes de interferencias que pueden distorsionar de una u otra forma la conexión. Sea esta una conexión con tus guías, tu Yo Superior, tus familiares fallecidos, etc., y en la forma que sea, en meditación, en canalización, usando un péndulo o una ouija, etc., hay que tener claro que a todo lo que nos llegue hay que aplicarle el filtro de la duda y el análisis crítico, y tratar de corroborar, experimentar o confirmar por varios métodos o formas la validez de lo mismo. Hasta ahora he experimentado varios tipos de estas interferencias, las cuales se hacen cada vez más reconocibles cuanta más experiencia va cogiendo uno en estos temas.

Sensibilidad a las energías del ambiente, entornos “cargados”, interferencias electromagnéticas generales

Lo más normal y lo más sencillo, algo que todos experimentamos. Según donde estés trabajando, tu conexión será más limpia y más clara. No es lo mismo una ciudad que el campo o la montaña. No es lo mismo un sitio energéticamente limpio que un lugar donde se acumulan todo tipo de residuos energéticos. No son bloqueos dirigidos especialmente contra nosotros, simplemente están en el ambiente y pueden distorsionar en más o menos medida la conexión. Se soluciona buscando el sitio más limpio posible o limpiando constantemente nuestro lugar de trabajo.

Disrupción energética de terceras personas

Si estáis trabajando (canalizando, meditando, usando un péndulo) en algún sitio donde hay gente en un radio lo suficientemente cercano para que los campos energéticos de ambas personas interactúen, nuestra conexión puede enturbiarse lo suficiente como para causar distorsiones en la información. Principalmente si nuestros chakras superiores se ven afectados por las energías de otras personas de alrededor (sobre todo si están “cargadas” emocionalmente), ya que en vez de la información de los planos “superiores” podemos llegar a captar simplemente información del campo energético de la persona que tenemos cerca. Sigue siendo una interferencia general, que no está dirigida contra nosotros de forma específica, pero que nos afecta por estar “abiertos” y en modo “recepción”. Se soluciona fácilmente haciendo este tipo de cosas cuando estamos solos, sin nadie cerca.

Ataque psíquico de entidades negativas

Ahora ya entramos en interferencias generadas directamente contra nosotros. sobre todo si estás trabajando en terapias energéticas que lidian con entidades de todo tipo. En este caso, lo más común es ser víctima de lo que podríamos llamar ataques psíquicos o energéticos. Imaginaros un laser apuntando a vuestro sistema energético, causando todo tipo de disfunciones, no solo en los chakras y cuerpos sutiles que están siendo usados para la conexión, sino en todo el cuerpo. En este sentido, por ejemplo yo he llegado a tener hasta 40 grados de fiebre días antes de dar los cursos de Sanación Akáshica, pues es algo que gusta poco, ya que aprendemos a lidiar con este tipo de entidades. Sin llegar a estos extremos, los síntomas más comunes de estos ataques son el sueño repentino, la pesadez de los parpados, cansancio, ganas de vomitar, mareos y malestar, mientras estamos meditando o canalizando. Se soluciona aprendiendo a reconocer los síntomas, a protegerse energéticamente y a bloquear estos ataques.

Anclaje y acople de entidades negativas

Parecido a lo anterior pero más sutil. En este caso son simplemente entidades ancladas a nosotros, las mismas que vienen para usar nuestra energía como sustento. Si en el momento en que nos ponemos a meditar, canalizar, leer registros, hacer sanaciones, etc., tenemos una de estas acoplada o enganchada, la distorsión está asegurada, ya que serán capaces de bloquear o distorsionar tanto lo que venga por nuestros chakras y cuerpos superiores, como bloquear o cambiar el campo energético del brazo si estamos usando un péndulo o una ouija. Se soluciona haciendo preguntas “trampa” para saber quien nos esta dando la información, si es cierta, el nivel evolutivo de la entidad a la que canalizamos, su polaridad, etc. Hay que ser “listos”, en el sentido de que “leen” energéticamente las preguntas que hacemos y tratan de responder según creen que esperamos la respuesta. De ahí el hacer preguntas trampa para descubrir que realmente no es tu guía ni tu yo Superior, sino una entidad anclada a tu aura. Es lo que más cuesta de discernir, pues están literalmente “dentro” de nuestro sistema energético.

Ataque energético de terceras personas

No es de lo más común, pero evidentemente hay gente que sabe manejar todo tipo de energías y usarlas para todo tipo de manipulaciones. Si alguien es capaz de dirigir contra ti proyecciones que causan disrupción e interferencias en tu sistema energético, y si es a propósito para evitar cualquier cosa que estés haciendo, cualquier cosa que recibas o canalices puede estar completamente distorsionada.

Canalizaciones desde “satélite”

Si algún día llegáis a ser famosos y os da por meteros a canalizar en público, o hacer cosas de este tipo, os aseguro que os puede llegar a pasar que literalmente os “metan” en la cabeza las voces que oís. De hecho, hay algunos canalizadores (muchos “portales orgánicos”) cuya información proviene directamente de lo que esa elite que anda moviendo los hilos quieren que sea difundido a las masas. Puede parecer de ciencia ficción que desde un satélite envíen una canalización, pero por desgracia la realidad supera mil veces a la ficción. Por muchas profecías, señales y mensajes para salvar a la humanidad que os vengan, y por muy claros que sean y muchas alas que tengan los ángeles que se os aparezcan, hay que usar un discernimiento crítico y no tomar nada por las buenas sin antes diseccionar, investigar, corroborar, etc. todo lo que se pueda.

Ataques “HAARP” individualizados

Por último, si estáis llegando a ser un peligro público para los poderes del mundo, en vez de que sea una entidad o entidades las que os manden su pequeño ataque psíquico, esos poderes del mundo no tendrán ningún problema en enviaros su propia disrupción tipo “HAARP”. Se puede apuntar el ataque energético a una persona desde cualquier tipo de arma emisora al radio de una simple habitación, e incluso llegar a enfocar directamente a la persona que canaliza o hace alguna cosa de estas. De nuevo, supongo que no somos tan importantes  ni tan peligrosos para que seamos víctima de estos ataques, aun así, no lo sabes. Basta que empieces a tocar temas sensibles para que se encienda una bombilla en la pantalla de los “controladores” indicando otro potencial peligro para el sistema.

En resumen

El conocimiento protege. Las cosas son así y negarlo solo lleva a cerrar los ojos antes evidencias tan palpables como que podemos estar siendo manipulados para recibir un cierto tipo de mensajes o se nos está distorsionando la conexión energética sin que nos demos cuenta, en el mejor de los casos, o nos están atacando energéticamente en el peor de ellos. Como todo, aprender a reconocer las cosas por lo que son, estudiar los síntomas, usar el pensamiento crítico, el análisis y el sentido común, así como aprender todo tipo de técnicas de protección, etc., son nuestras armás para defendernos.

Detonantes que usa la elite para cambiar la realidad


Esto esta escrito por el analista político Adrian Salbuchi, y nos presenta la lista de posibles “detonantes” que la elite puede hacer para cumplir sus planes.
“La élite en el poder mundial detrás de los principales gobiernos del planeta está obsesionada con la imposición de un único Gobierno Mundial sobre todos nosotros más pronto que tarde. Echemos un vistazo a los 12 mega-procesos, -verdaderos detonantes- que creemos serán usados para alcanzar ese objetivo.
Todos los caminos llevan al Gobierno Mundial. No debería ser una sorpresa. El periódico londinense Financial Times lo publicó abiértamente en un artículo por su redactor jefe del área de asuntos exteriores, Gideon Rachman, el 8 de Diciembre de 2009, cuyo titulo rezaba: “Y ahora a por el Gobierno Mundial”.Estos objetivos son más que compartidos por “topos”” de la Comisión Trilateral, el Council of Foreign Relations y el Club Bilderberg, incluso del Vaticano.
La macro-gestión del planeta Tierra no es algo sencillo. Requiere planificación táctica y estratégica por una enorme “think-tank” (grupos de expertos) aliada con la élite de las principales universidades, ejércitos de académicos, grupos de presión, miembros de los medios de comunicación, oficiales gubernamentales, etc., todos financiados abundantemente por las corporaciones globales y la superestructura bancaria mundial.
Cada paso se da de forma holística, sabiendo que se ha de operar en diferentes fases, moviéndose a diferentes velocidades:
  • Movimientos a nivel financiero ejecutados a la velocidad de la luz, gracias al control del intercambio de información por medios tecnológicos, que pueden romper los mercados, monedas y países enteros en unas pocas horas o días.
  • Movimientos a nivel económico: la fabricación de coches, aviones, comida, ropas, plantas de procesamiento, casas, etc. son más lentos de manipular, normalmente en el plazo de meses.
  • Movimientos “políticos”, imbuidos en el “sistema democrático”, ponen a personajes elegidos por la elite en el poder durante varios años.
  • Movimientos “culturales”, requieren generaciones enteras para calar en la sociedad, y aquí es donde la guerra psicológica contra la población ha alcanzado alturas inimaginables.
La gestión del riesgo en estos procesos globales tiene en cuenta las numerosas sorpresas y posibles interferencias, cambios y obstáculos que puedan aparecer. Por eso, cada plan, en cada ámbito, tiene un plan B, un plan C o incluso un plan D, que pueden ser ejecutados sin es necesario.
12 Detonantes para llegar al Gobierno Mundial
Hoy en día, la élite global trabaja para terminar de implementar una globalización que lleve a ese Gobierno único. Estos 12 detonantes están completamente entrelazados y son interdependientes en muchos casos, unidos en una matrix altamente compleja, muy flexible en tácticas pero tremendamente rígida en cuanto a sus objetivos. Cuando se leen como un todo, la imagen global que aparece nos muestra que el conjunto es mucho más que la suma de sus partes.
1) Desaceleración financiera. Desde el año 2008, los sistema financieros están en niveles de “soporte vital”. Ben Bernanke, Timothy Geithner y los mayores responsables económicos de Estados Unidos- Robert Rubin, Larry Summers, Goldman Sachs, Citigroup, JP Morgan Chase, en cooperación con el Banco de Inglaterra y el Banco Central Europeo, no han tomado,  ni tomarán, ninguna medida que ayude a la población y a recuperar la economía. Simplemente han inyectado trillones a la elite bancaria, imponiendo el mito de que hay que salvar a los bancos porque son “demasiado grandes y demasiado importantes para caer””.
2) Crisis económicas. Hoy en día, el capitalismo extremo destructivo está colapsando las economías nacionales en algo parecido a sistema internacionales de esclavitud, tipo campos de concentración Gulag, que hasta Stalin envidiaría. Nuestros problemas no subyacen en la economía REAL del planeta, sino con el mundo de puro humo y falso creado por el sistema financiero, los bancos y la especulación.
3) Revueltas sociales. Los problemas económicos en Grecia, Irlanda, Portugal, Islandia, y las que tienen que venir, Italia o España, precursoras de movimientos sociales de caos, violencia, y levantamientos sociales, incluido el Reino Unido o los Estados Unidos (excusas perfectas para imponer nuevas leyes y normás).
4) Pandemias. Prepárate para más sorpresas tipo “gripe XXX”, promulgando vacunaciones obligatorias, una oportunidad discreta de insertar chips RFID en nuestros cuerpos y probar “virus inteligentes” dirigidos contra funciones específicas de nuestro ADN. ¿Virus que atacan especialmente a cierto tipo de raza o etnias como parte de una campaña de depopulación masiva?
5) Calentamiento Global /Enfriamiento Global / Modificaciones climáticas. Mientras la economía se hunde hasta el punto de crecimiento cero, serán las emisiones de carbón el camino para el control de la sociedad?
6) Ataques terroristas de bandera falsa. La “élite” siempre ha tenido esta carta bajo la manga y la ha usado multitud de veces para empezar nuevas crisis como atajos hacia el Gobierno Mundial. ¿Habrá nuevos ataques como los del 9/11 que justificarán otras guerras globales, invasiones y genocidios? ¿Un arma nuclear sobre una gran ciudad cuyos responsables serán los “enemigos” de esa “élite”?
7) Guerra generalizada en Oriente Medio. En el momento que escribo esto, fuerzas navales, bombarderos, y ejércitos enteros están preparándose para atacar e invadir Siria, Irán….
8 ) “Accidentes” ecológicos – medioambientales. El desastre nuclear de Chernobyl en 1986 marco el inicio del final de la USSR, mostrando al mundo que los soviéticos no podian manejar sus propias instalaciones nucleares. En abril del 2010, vimos la plataforma de BP “Deepwater Horizon” provocar una catástrofe en el Golfo de México. Desde Marzo del 2011, Japón y el mundo han estado pendientes de las repercusiones del accidente nuclear de Fukushima. ¿Ha ha
bido algo más que un puro “accidente”?
9) Asesinato de las figuras políticas de mayor relevancia, para ser imputadas a los “enemigos de la elite”. El Mossad, la CIA, el MI6 son verdaderamente buenos en este tipo de juego sucio.
10) Ataque a países: Iraq, Libia… ¿Qué viene ahora? ¿Irán, Siria, Venezuela, Corea del Norte?
11) Eventos religiosos “preparados”. El incremento por parte de las masas de dar sentido a la vida las hace víctimas fáciles de todo tipo de posibles “proyecciones 3D”, virtuales, hologramas, de cualquier tipo de evento tipo “segunda venida de Cristo”. ¿Una figura mesiánica, generada electrónicamente que funcione en sincronía con los objetivos de la elite global?
12) Contactos alienígenas “simulados”, preparados.Otra carta debajo de la manga que ha estado en el tintero durante décadas. La población ha sido programada mediante todo tipo de películas y series para creer en un cierto tipo de contacto alienígena. Aquí también, la tecnología de generación de hologramas podría manipular y proyectar un aterrizaje de una nave espacial (en la Casa Blanca por supuesto), recalcando la necesidad de tener una representación unificada de la humanidad de cara a las razas extraterrestres. ¿Otra justificación más para el Nuevo Orden Mundial?
¿Qué es lo que tienen todas estas posibles “crisis” en común? Calentamiento global, epidemias, terrorismo internacional, colapso financiero, depresión económica o contactos extraterrestres? Todas tienen en común una cosa, que no pueden ser combatidas o solucionadas por un solo gobierno o nación de forma independiente, sino que justifican la necesidad de tener un solo gobierno único para ello.
Adrian Salbuchi for RT