jueves, 3 de marzo de 2011

Victor Brossa - El Artista Consciente

A Victor Brossa lo conoci en internet mientras buscaba orgonites, hacia unos tremendos, impresionantes.Para quien no lo conozca voy a poner un relato de su historia personal por Germán Martín Rais que lo conoce muy bien y define su pintura a la perfeccion

 Víctor Brossa siempre buscó en el arte un sentido profundo y esencial, incluso cuando ni él mismo era consciente de ello. Durante toda su vida, este hombre y artista, ha llevado a cabo una lucha titánica en su interior por encontrar su verdadero ser, y ese camino se ha reflejado en su pintura, en su escultura y en cualquiera de las formas de expresión artística que ha realizado. Pero siempre ha necesitado algo más. La sublimación estética y serena o la expresión de las pasiones más intensas y arrebatadas nunca fueron suficientes para él. Durante muchos años se rebeló contra un mundo que no comprendía y que le obligaba a subyugar su alma al Sistema. Un mundo que no le ofrecía un camino hacia la auténtica libertad del ser, y que le privaba de una vida sensata, sencilla y natural, y de plena conciencia.

Durante todos esos largos años de lucha e incomprensión se entregó a la búsqueda de su pintura... Sin embargo, no lograba encontrarla porque lo que en realidad buscaba no era su propio arte, ni su propia expresión, ni su estilo y sello único, sino que, aun sin saberlo, por aquel entonces lo que anhelaba era conocer e integrar en su ser el verdadero sentido del arte. Lo demás, lo que creía buscar, su propia pintura, la tenía desde siempre. Nació con ella.
 

Víctor luchó ante sus lienzos por su arte único, personal, genuino. Pero durante años -yo soy testigo de ello- nunca sintió la satisfacción interior de haberlo encontrado. Pintase lo que pintase, nunca era suficiente... Y no lo era porque aquello que aparecía sobre el lienzo no bastaba por sí mismo para establecer ese puente con el Absoluto, la conexión que inconscientemente necesitaba encontrar como si la vida le fuese en ello... porque verdaderamente la vida le iba en ello.
Leyó, estudió, experimentó, se sumergió en el corazón de las religiones, y se apartó lo suficiente para quedarse a solas y poder escucharse a sí mismo, y entonces descubrió que sólo sentía satisfacción ante aquello que servía para establecer una conexión directa con su espíritu, con los valores eternos y con los principios y las leyes universales que rigen el cosmos y también lo más íntimo del corazón humano. Descubrió que la pintura no era un fin en sí mismo, sino que era un medio para buscar su alma y, a la vez, para hacer visible lo sutil y etéreo.

Devolver el arte a su lugar sagrado es tomar conciencia de que somos creadores y que sólo creando desde el amor alcanzaremos la conexión con lo Absoluto


  Hace poco se vendio un picasso por 30 millones de euros, un record en la casa de subastas de Sotheby's. Yo mirando los cuadros de Victor siento que no hay dinero suficiente para comprarlos, son de una belleza, una sensibilidad y una pureza increibles.

A ver si me regala uno xd