lunes, 17 de enero de 2011

Como crear afirmaciones ?

 La verdad es q la lista de correo "Soy Espiritual" dejan cada perla q es impresionante , esto va bien para no caer en la depresion o alarmismo, podemos crear afirmaciones positivas q nos ayudaran en nuestra vida, me ha parecido interesante para este tiempo de crisis q vivimos.

Por Brenda S. Ehret
Hace muchos años comencé con mucho entusiasmo la práctica de afirmar prosperidad en mi vida. Por años afirmé abundancia, sin que hubiera ningún cambio en mis asuntos financieros. Al final, me di cuenta de que mientras afirmaba ávidamente prosperidad, mantenía firmemente la creencia de que no había suficiente dinero. Cuando nos embarcamos en la aventura de las afirmaciones, es importante dar un poco de luz a nuestras creencias más profundas. Como las afirmaciones son ideas divinas, sabemos que se supone que proporcionen el mayor bien en nuestras vidas. Para manifestar realmente nuestro mayor bien, nuestras creencias más profundas deben estar en armonía con la afirmación.

Por ejemplo, si afirmo que elijo prosperidad para mí y acepto todo el bien que viene a mí, debo estar dispuesto a confiar implícitamente en que Dios es mi fuente y que en realidad provee todo lo que deseo para manifestar prosperidad en mi vida. ¡Sólo cuando cambié mi manera de pensar y deje ir mi creencia de que “nunca hay suficiente” comencé a experimentar prosperidad verdadera! La práctica de las afirmaciones proviene de un deseo profundo de cambio en nuestras vidas. Cuando estamos verdaderamente dispuestos a hacer lo que se necesita para crear el cambio, estamos listos para poner el proceso de las afirmaciones en marcha.

Para hacer esto, utilizamos una guía divina llamada la “ley de la atracción”. Básicamente, esta ley dice que atraemos a nuestras vidas todo aquello en lo que enfocamos nuestra atención y energía. Típicamente, una afirmación está dirigida hacia algo que queremos crear en nuestras vidas —una circunstancia que no existe en la actualidad. Una clave para crear una afirmación es comenzar por reclamar la condición en el tiempo presente. Por ejemplo, si deseo tener mejor salud, podría afirmarla de manera siguiente: Disfruto de salud perfecta. Elijo hacer ejercicio diariamente y comer alimentos nutritivos.

Si reclamas algo para ti con afirmaciones, es necesario que comiences la afirmación en primera persona.
Puede ser tentador el añadir sin querer un tiempo futuro a la afirmación. Esto crea una creencia inconsciente y falsa de que la circunstancia deseada permanecerá en el futuro. Nota: en la afirmación anterior no hay “voy a” ni “tendré”. Éstos son ejemplos perfectos de ese futuro nebuloso. Las afirmaciones son hechas en tiempo presente.

Si deseas comenzar la práctica de oración o meditación diaria, puedes formular una afirmación alrededor de ese deseo como: Aparto 30 minutos diariamente para comulgar con Dios. Otro ejemplo sería: Gracias a mi tiempo diario de oración, profundizo mi vida espiritual.

Una vez que has creado la afirmación que es perfecta para ti, es importante llevarla a tu conciencia diariamente. Una caminata diaria o un paseo es un momento oportuno para repetir tus afirmaciones varias veces. Si estás dispuesto a ver cómo las afirmaciones cambian tu vida, comprométete a practicarlas por un mínimo de treinta días. Haz la prueba — ¡podrías cambiar tu vida!

Las afirmaciones son herramientas maravillosas para crear cambios en nuestras
vidas. Cuando las practicamos por cierto tiempo se engranan profundamente en nuestra conciencia. Vienen de Dios a nosotros por medio de nuestra conciencia más elevada donde comulgamos con Dios.

Podeis subscribiros desde la web

2 comentarios:

Ricardo Marin dijo...

El kit de la cuestión no es afirmar frases ni pensamientos positivos, el secreto esta en SENTIRLOS si uno los siente se producen los cambios. LO PUEDO AFIRMAR.

Hay que sentir las cosas que queremos desde adentro del alma...

Aun'el dijo...

Gracias por tu comentario. Muchas gracias.